Casa que sirvió como guarida de El chapo fue comprada en más de 1 mdp

El comprador pagó 1 millón 83 mil 252 pesos en efectivo y las escrituras están a nombre de Remedios Heredia García de la finca que tiene una superficie de 190 metros cuadrados.
La casa marcada con el número 1002, anteriormente fue una iglesia cristiana
La casa marcada con el número 1002, anteriormente fue una iglesia cristiana (Jorge Martínez)

Guadalajara

El 22 de mayo de 2013, una persona de nombre Remedios Heredia García, adquirió la casa donde fue detenido el pasado viernes Joaquín Guzmán Loera, en Los Mochis, Sinaloa, por 1 millón 83 mil 252 pesos.

El comprador utilizó como forma de pago el efectivo, confirmaron fuentes federales. El notario público número 17 de Los Mochis, Sinaloa, Roberto Pérez Jacobo, informó a Milenio Jalisco, que la escritura pública quedó registraba con el folio 14,622, que certifica la compra-venta del inmueble, ubicado en la calle Río Quelite al cruce con Jiquilpan, en la colonia Las Palmas, un sitio donde radican familias de clase media alta.

El último escondite del hombre más buscado en el mundo tiene una superficie de 190 metros cuadrados. Se sabe que Remedios Heredia García, quien legalmente es la persona propietaria de la finca,  actualmente radica en el municipio de Tecate, Baja California.

El fedatario dijo que cuando se realizaron las escrituras no se le informó a la Secretaría de Administración Tributaria del proceso de compra-venta, ya que en ese entonces la ley no obligaba a los notarios públicos a realizar esta acción.

La casa marcada con el número 1002, anteriormente fue una iglesia cristiana. Se sabe que la finca fue remodelada totalmente hace un año aproximadamente.

El pasado día 11 de enero, la Procuraduría General de la República (PGR), informó que el Agente del Ministerio Público Federal, inició con el proceso de extinción de dominio de la casa donde elementos de la Marina Armada de México se enfrentaron a balazos con hombres armados que custodiaban al líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, quien posteriormente fue detenido por elementos de la Policía Federal.

El representante social consideró que la casa fue utilizada para la comisión de un delito. La finca continúa bajo resguardo de la Marina y la PGR ya que las indagatorias siguen.