Granadazos a 300 metros de Casa Guerrero

La mañana de este sábado desconocidos balearon el inmueble, propiedad del gobierno estatal, y lanzaron dos artefactos; solo uno estalló, pero no hubo bajas.
O Personal militar resguarda  la entrada del inmuble atacado por un grupo armado.
Personal militar resguarda la entrada del inmuble atacado por un grupo armado. (José I Hernández/cuartoscuro)

Guerrero

Un grupo de desconocidos realizó disparos y lanzó dos granadas de fragmentación en la entrada del hotel Jacarandas, de Chilpancingo, propiedad del gobierno estatal y donde se hospedan decenas de policías federales; solo una detonó, pero no hubo lesionados.

El ataque ocurrió alrededor de las seis y media de la mañana en la puerta de acceso de dicho establecimiento. Primero se escucharon varias ráfagas de armas de fuego y posteriormente se lanzaron los artefactos explosivos.

El gobierno de Guerrero confirmó que estalló una granada de fragmentación en el hotel de Chilpancingo, pero descartó que haya lesionados.

En un comunicado, las autoridades estatales informaron que la granada detonó “en el aire” y que en el lugar fue encontrado otro artefacto del mismo tipo.

El Grupo de Coordinación de Guerrero y peritos de la Procuraduría General de Justicia del estado, en coordinación con dependencias de los tres niveles de gobierno, realizan las indagatorias correspondientes para ubicar a los responsables.

El inmueble está en la colonia Burócratas, a escasos 300 metros de Casa Guerrero, la residencia oficial del gobernador Ángel Aguirre Rivero y donde permanentemente hay policías y militares parapetados en barricadas (costales de arena).

Ahí se hospedan decenas de agentes de la Policía Federal que participan en la operación conjunta que busca garantizar la seguridad pública en Chilpancingo. Estos trabajos comenzaron el 1 de marzo pasado.

Las autoridades confirmaron que solo una de las dos granadas que lanzaron los desconocidos estalló. Esto ocurrió en el patio del hotel, pero sin causar daños graves o pérdidas humanas.

El otro artefacto (que no se activó) fue asegurado por peritos de la Procuraduría General de la República (PGR).

Unos minutos después del ataque personal del Ejército mexicano arribó al lugar y aseguró la zona con el fin de que los peritos de la dependencia federal realizaran las indagatorias.

En el patio del hotel había varios vehículos con orificios generados por los disparos que hicieron los agresores; sin embargo, no hubo lesionados ni detenidos.

El pasado 15 de abril fueron colocadas en puentes de Chilpancingo cinco mantas en las que se acusaba a elementos de la Policía Federal de cometer delitos e involucrar a gente inocente.

El 16 de abril el dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, Bruno Plácido Valerio, reconoció que la operación conjunta ha dado varios golpes al crimen organizado en la ciudad.

Sin embargo, advirtió que la “chiquillada” (delincuencia común) es la que ahora genera “dolores de cabeza” a la población.

En un comunicado, el gobierno de Guerrero informó que ya investiga el ataque a granadazos en el hotel donde se hospedan elementos de la Policía Federal en Chilpancingo. 

La administración estatal dio a conocer que tras ese hecho hubo una reunión del grupo de Coordinación Guerrero, en la que se informó que ya están en marcha las investigaciones relacionadas con el hecho.

El comunicado confirma que la agresión ocurrió en el hotel Jacarandas, en el sur de Chilpancingo, donde solo detonó una granada de fragmentación. También reiteró que no hubo personas lesionadas.

Al lugar acudieron peritos de la PGR a realizar las primeras indagatorias, pero al mediodía también se sumó personal de la Procuraduría General de Justicia de la entidad.

HALLA FOSA CLANDESTINA

Apenas el jueves pasado la procuraduría de Guerrero inició las investigaciones por el hallazgo de cuatro fosas clandestinas con siete cuerpos (entre ellos dos mujeres) en las inmediaciones de la capital del estado.

La indagatoria derivó del reporte realizado por efectivos del Ejército mexicano, que dieron la alerta al personal de la fiscalía estatal de que en a la colonia San Miguelito había una fosa ilegal.

De ahí se exhumaron cuerpos en estado de descomposición y osamentas humanas. Expertos forenses recabaron muestras de tejido para elaborar perfiles genéticos y comenzar los trabajos de identificación.

La dependencia informó que los restos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Iguala. Se determinó en forma preliminar que los cuerpos llevaban sepultados entre 90 y 180 días.

En Acapulco, en una barranca conocida como Costa Real (ejido La Venta) las autoridades hallaron este sábado otra fosa clandestina con tres cuerpos en estado de descomposición, de los cuales dos son mujeres.

BALEAN BAR DE NAUCALPAN

La policía de Naucalpan, Estado de México, informó que dos personas resultaron lesionadas luego de varios sujetos balearon un bar ubicado en ese municipio.

Precisó que los hechos ocurrieron la madrugada de este sábado en el inmueble con razón social Las Adelitas, en avenida Ingenieros Militares, colonia Lomas de Sotelo, donde varios sujetos dispararon en repetidas ocasiones desde un vehículo en marcha.

Producto de esa acción, dos personas que trabajan en el establecimiento resultaron lesionadas. Se trata de como Antonio Villa Moreno y Gabriel Guardado González.

Los heridos fueron trasladados a las instalaciones de la Cruz Roja para recibir atención médica. Hasta el cierre de esta edición no había detenidos por estos hechos.

Apenas el pasado 16 de febrero fue atacado un bar de Nezahualcóyotl, con saldo de dos personas muertas y cuatro lesionadas.

Era el segundo ataque en menos de dos días, pues la madrugada del 14 de febrero otro grupo armado atacó un bar en dicho ayuntamiento, donde siete personas fueron heridas.

Los hechos del primer ataque ocurrieron en la Cuarta Avenida y Cocal, colonia Benito Juárez, de dicho municipio mexiquense. (Redacción/Edomex)