Graco: perderemos al Ejército si lo mantenemos en las calles

El gobernador de Morelos reiteró que los militares deben ser excluidos de las labores de seguridad o su imagen tendrá un "desgaste sistemático".
El gobernador de Morelos, Graco Ramírez.
El gobernador de Morelos, Graco Ramírez. (David Monroy)

Xochitepec, Morelos

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, vaticinó que si el Ejército mexicano se mantiene realizando labores de seguridad, paulatinamente perderá su liderazgo entre los mexicanos.

Al tomar la protesta a 21 representantes municipales del Mando Único policiaco, el mandatario estatal reiteró que la visión de tener sólo a la policía en labores de seguridad, no sólo cumple con un mandamiento legal, sino con un la estrategia adecuada para frenar la inseguridad.

Al responder de nueva cuenta a sus detractores que en el último año insistieron en que frente al clima de inseguridad era necesaria la presencia del Ejército y la Armada para auxiliar a la ciudadanía, ayudar en las labores de seguridad y combate a crímenes de alto impacto como el homicidio doloso, la extorsión y el secuestro, el mandatario de Morelos insistió que los militares deben ser excluidos de las labores de seguridad, de lo contrario tendrán un "desgaste sistemático" de su imagen, que no tendrá regreso, sobre todo cuando estadísticamente, los militares y marinos son las instituciones nacionales en las que más confía la población.

"Los militares no están capacitados para la seguridad pública", abundó el mandatario, al ponderar que el Ejército esta adiestrado para el combate y el aniquilamiento del oponente, no para tareas de prevención y seguridad como la policía a cualquier nivel, expresó el perredista ante Jorge Carlos Hurtado, titular del secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y Ramón Pequeño García, jefe de la Unidad de Inteligencia de la Policía Federal.

Antes de advertirle a los alcaldes presentes, que entregar el mando de su policía a la Comisión Estatal de Seguridad (CES) "no le ha gustado a los criminales", en la idea de que eran las policías municipales los primeros blancos de infiltración del crimen, el perredista recordó que por imponer orden en la policía y estructurar el Mando Único, ha recibido amenazas.

Finalmente, externó que cuando se consolide la estrategia del Mando Único se iniciará el proceso para realizar la reforma constitucional que le dé solidez y cobijo legal a la iniciativa.

Antes, el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, reconoció que aún cuando faltan 11 municipios por integrarse al Mando Único, se continúan las pláticas para que antes de que finalice el año, los 33 municipios se hayan integrado a la estrategia.

Por su parte, el alcalde de Yautepec, Agustín Alonso, reconoció que la entrega de su mando policiaco a la CES, permitió terminar con el clima de tensión y miedo que existía en su municipio hasta hace un par de meses, ya que por más de 20 años, las bandas de secuestradores habían ido en aumento y en las últimas fechas llevaron a la localidad a una situación de alarma.