Gimnasta tenía un pie en las Olimpiadas

Su madre denuncia que ha recibido de parte de las autoridades un trato poco humano.
La madre pide que los hechos se esclarezcan.
La madre pide que los hechos se esclarezcan. (Jorge Martínez)

Guadalajara

Una bala en la cabeza truncó de golpe los sueños y las aspiraciones de competir en  los Juegos Olímpicos Brasil 2016 que tenía Jaime Humberto Romero Morán; el gimnasta asesinado la madrugada del sábado afuera de un restaurante de la colonia Villaseñor, en Guadalajara.

Jaime Humberto recientemente había calificado a los preolímpicos y competiría en los Juegos Panamericanos de Canadá.

Pero lo asesinaron por la espalda según arrojan los dictámenes periciales realizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses; utilizaron una pistola calibre 9 milímetros con la cual también mataron a uno de sus mejores amigos, Rael Trejo Santos, de 23 años.

Jaime Humberto Romero Morán llevaba en la sangre el amor por la gimnasia. Su padre fue su entrenador durante su carrera deportiva, su madre es una reconocida juez internacional del mismo deporte.

“Mi hijo era un deportista destacado de Jalisco, un deportista destacado de México, un creyente de su país, por medio del deporte encontró la manera de representar que los mexicanos somos valiosos y que podemos luchar por nuestros sueños, yo lo que quiero es que esa imagen no se manche, que se esclarezcan los hechos como fueron eso es lo único que nosotros queremos, porque mi hijo fue creyente de sus instituciones”, expresó a MILENIO JALISCO Aída Morán, madre del deportista.

Aída Morán denuncia que ha recibido de parte de las autoridades un trato poco humano ya que se tuvo que enterar de la muerte de su hijo por los medios de comunicación: “no es justo que una hermana, una mamá, un padre, se enterenn así de la muerte de su hijo”.

Entre los logros deportivos presumibles de Jaime se encuentran sus múltiples triunfos en la Olimpiada Nacional y más recientemente su participación en el torneo clasificatorio para los preolímpicos, donde fue pieza fundamental para que su equipo obtuviera el pase.

Las metas en la vida de Jaime no eran solamente deportivas. Actualmente estudiaba la licenciatura en erecho en la Universidad del Valle de México (UVM) porque era la única institución educativa que le permitía combinar sus actividades como gimnasta con sus obligaciones escolares.

“Él creía en las leyes e instituciones mexicanas, por eso decidió estudiar la licenciatura en Derecho, porque él quería ayudar a las personas, ya que sabía que no era para siempre su carrera deportiva, él tenía los pies muy puestos sobre la tierra”, finalizó Aída Morán.

Por su parte, la fiscalía informó que la línea que investigan que siguen las autoridades sobre el asesinato apunta a que los dos jóvenes tuvieron un altercado con algunos sujetos que estaban en el restaurante donde se encontraban y los atacantes decidieron tomar represalias cuando salieron del lugar.