Gendarmería vigilará la cadena productiva: Rubido

Los operativos de esta división de la Policía Federal los determinará un consejo, explica.
El comisionado nacional de Seguridad destacó que la Gendarmería abrevará de las fortalezas del resto de las divisiones sin hacer lo mismo.
El comisionado nacional de Seguridad destacó que la Gendarmería abrevará de las fortalezas del resto de las divisiones sin hacer lo mismo. (Martín Salas)

México

Más allá de combatir directamente a la delincuencia, la Gendarmería Nacional se dedicará a dar seguridad a cada una de las personas relacionadas con los “ciclos económicos” de producción en el país en sus distintas ramas y entidades, afirmó Monte Alejandro Rubido García, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

La Gendarmería “va a estar cuidando el efecto de los ciclos económicos, según lo vayan requiriendo cada una de las regiones (del territorio nacional). Puede ser un ciclo agrícola, ganadero, turístico, minero”, explicó.

Aclaró que la Gendarmería no va a ser una nueva corporación, sino que se convertirá en la séptima división de la Policía Federal y la movilización de sus 5 mil elementos —a partir de la tercera semana de agosto próximo— dependerá de las decisiones que tome un consejo.

En entrevista con Carlos Marín para El Asalto a la Razón, en MILENIO Televisión, el comisionado mencionó que se constituirá un consejo que determinará dónde se va a mover esta división de la policía.

“¿Cuál es la ventaja de que la Gendarmería sea una nueva división? Que viene a abrevar todas las fortalezas del resto de las divisiones sin hacer lo mismo. Precisamente la característica nodal de la Gendarmería es que tendrá un enfoque de seguridad focalizado”, señaló el comisionado.

Recordó que los cadetes que formarán parte de esta nueva división de la Policía Federal llevan meses preparándose.

Del 16 de diciembre de 2013 al 5 de enero de este año, los cadetes participaron en el “Dispositivo Invierno 2013. Por un México en paz” y se ubicaron en el aeropuerto de la Ciudad de México; asimismo, en centrales camioneras, casetas de cobro en Texcoco y Ecatepec, Pachuca, además de zona costeras, playas, centros comerciales y en la terminal aérea de Acapulco.

Rubido recordó que la Policía Federal tiene actualmente seis divisiones: la de Seguridad Regional (desplegada en carreteras y aeropuertos); Fuerzas Federales (que son los refuerzos en zonas de conflicto como Tamaulipas, Michoacán y La Laguna).

También cuenta con la divisiones de Investigación; Científica; Inteligencia y Antidrogas.

“¿Por qué antidrogas si al final de cuentas es un delito federal? Sí, pero el motor de la actividad de la delincuencia es prioritariamente el narcotráfico, entonces hay una división ex profeso”, enfatizó.

El titular de la CNS también se refirió al secuestro, el cual ha decrecido. “Si comparamos el primer semestre del año pasado con el primer semestre de este año en cuanto a secuestro hay también un decremento de 1.8 por ciento. Esto quiere decir que la estrategia del gobierno de la República cuando se crea en enero la Coordinación Nacional Antisecuestro ha permitido que se ponga en operación en todo el país las áreas antisecuestro de las fiscalías o de las procuradurías”, añadió.

Michoacán, expuso, no es la excepción, pues el trabajo que ahí han realizado permitió una estabilización en el delito de secuestro que era el que había tenido el mayor crecimiento en lo que va de la administración.

“LA TUTA”

El funcionario aseguró que el líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta, está prácticamente acorralado y ya no opera en Michoacán.

“El trabajo que se está haciendo por parte de las fuerzas federales en Michoacán ha ido restringiendo su ámbito de operación hasta prácticamente tenerlo neutralizado. Yo les puedo decir que hoy en día Servando no está trabajando, no está operando porque ya no tiene los márgenes de maniobra”, afirmó.

El comisionado admitió que en Michoacán pueden existir todavía casos de extorsión por parte de la delincuencia, pero aclaró que no hay una situación similar a lo que se vivía hasta antes del operativo que inició el gobierno de la República en enero pasado.

La zona más complicada en ese estado, manifestó, era la región de Tierra Caliente, lo que implicó que llegaran las Fuerzas Federales para suplir a las policías municipales y que la función de seguridad pública en todos los aspectos la realizara la Policía Federal.

Destacó “el control de (el puerto de) Lázaro Cárdenas, que sin lugar a dudas el tráfico (de mercancía y drogas) que entraba o salía era lo que le daba una base de sustentación económica a este grupo delincuencial. No podemos soslayar el hecho de que los principales dirigentes de este grupo hayan sido o abatidos o detenidos, salvo el caso de Servando Gómez.

“Quiere decir que está avanzando y los resultados saltan a la vista. Del tiempo atrás, si revisamos, Michoacán dejó de ser noticia de primera plana en materia de seguridad”, declaró.

El éxito que ha tenido la estrategia del gobierno federal para abatir paulatinamente la delincuencia es la coordinación entre las diversas dependencias encargadas de la seguridad y con los estados que presentan problemas de seguridad.