Presuntos GATES querían irse sin pagar en un bar

La dueña del establecimiento ubicado en el Paseo de la Rosita llamó a la policía, luego que 8 sujetos del Grupo Especial de Torreón pidieron se les condonaran mil 400 pesos lo que no resultó.
Al final fueron a sacar dinero del cajero y saldaron la cuenta.
Al final fueron a sacar dinero del cajero y saldaron la cuenta. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Presuntos elementos del Grupo de Armas y Tácticas Especiales fueron acusados de abuso de confianza por parte de la encargada del bar “Mr Roy's”, ubicado en el Paseo de la Rosita en la colonia Campestre La Rosita, ya que después de divertirse no quisieron pagar la cuenta.

Fue a las 02:40  de la mañana, cuando se dio el reporte al Sistema Estatal de Emergencias sobre alrededor de ocho sujetos que no querían pagar mil 400 pesos, ya que manifestaban que eran del GATE y querían que se les condonara cuenta por ser parte del grupo operativo.

Llegaron unidades de la corporación para abogar por ellos, pero en todo momento la propietaria se mantuvo en la postura de que sólo necesitaba y requería que le pagaran la cuenta.

La propietaria del lugar les dijo que no se podía y que tenían que liquidar la cuenta o llamaría a la policía, lo que los sujetos respondieron con burlas e insistieron en que ellos eran la ley y que nadie les podía hacer nada.

Al verse en la bochornosa situación, uno de los presuntos elementos dijo que pagarían la cuenta pero que tendría que ir a un cajero para retirar efectivo, a lo que la dueña del establecimiento aceptó para no interponer la denuncia, pero la condición fue que serían acompañados por elementos municipales.

Después de algunos minutos accedieron a la petición, además cuando llegaron al lugar para ingerir alcohol y pasarla bien, comenzaron con necedades de querer entrar armados, pero jamás se les permitió.

Estuvieron retenidos en el lugar algunos minutos, llegaron unidades de la corporación para abogar por ellos, pero en todo momento la propietaria se mantuvo en la postura de que ella no quería problemas y que sólo necesitaba y requería que le pagaran la cuenta.

Al llegar a un buen acuerdo, los elementos se retiraron del lugar para que la situación no pasara a otro punto, pero en las afueras del lugar ya tenían gran número de espectadores viendo su numerito y como era de esperarse, se retiraron como si nada hubiese pasado.