A la búsqueda del capo, en 190 países

Hasta ahora la Procuraduría General no tiene cómo acreditar el delito de delincuencia organizada contra las 22 personas que mantiene retenidas.
Los empleados del penal del Altiplano permanecen en las instalaciones de la Seido.
Los empleados del penal del Altiplano permanecen en las instalaciones de la Seido. (Tomás Bravo/Reuters)

México

A petición del gobierno de Estados Unidos, Interpol reactivó la ficha roja de búsqueda en 190 países contra Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, con lo que volvió a ser el narcotraficante más buscado en el mundo.

El organismo internacional explicó que el nuevo documento se emitió a solicitud del Departamento de Justicia de EU, cuyas autoridades buscan llevarlo a su país para enjuiciarlo por cargos de conspiración para importar y poseer cocaína con intención de distribuirla y lavado de dinero, entre otros.

La ficha contiene siete fotografías de su vida en prisión, desde su captura en 1993 en Guatemala hasta la del 22 de febrero de 2014, cuando fue recapturado por segunda ocasión en Mazatlán, Sinaloa.

Una de las imágenes que se incluyen es la que difundió la Procuraduría General de la República (PGR) horas después de la fuga, en la que se observa a El Chapo con el cabello rapado luego de haber sido ingresado en El Altiplano el año pasado.

La solicitud contiene los siguientes datos: Joaquín Guzmán Loera tiene 58 años de edad, nació en Culiacán, Sinaloa, habla español e inglés, pesa 80 kilogramos, tiene ojos y cabello color café.

La Policía Internacional había dejado sin efecto la ficha con las fotografías y datos del narcotraficante mexicano en febrero de 2014, cuando fue detenido por elementos de la Secretaría de Marina.

Mientras tanto, y a pesar de las diversas líneas de investigación que abrió la Procuraduría General de la República (PGR) por la fuga del Chapo Guzmán, la institución no tiene cómo acreditar el delito de delincuencia organizada contra las 22 personas que mantiene retenidas.

Funcionarios del gobierno federal revelaron que algunos de los 22 trabajadores del penal del Altiplano que continúan en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) solo serán acusados como probables responsables del delito de evasión de reos.

Dejaron claro que entre hoy y el viernes la situación ministerial de los empleados federales y de otras personas ajenas al penal se definirá; sin embargo, no descartaron que la situación de los investigados cambie en el transcurso de las horas, conforme vayan avanzando las pesquisas que realiza el agente del Ministerio Público federal.

Asimismo, los funcionarios consultados señalaron que uno de los abogados de El Chapo identificó a la diputada local del PAN Lucero Guadalupe Sánchez López como la mujer que ingresó con documentación falsa al penal del Altiplano en abril pasado.

Añadieron que los litigantes que fueron llamados a declarar son el penalista Andrés Granados Flores y el especialista en materia de negocios Óscar Manuel Gómez Núñez.

Puntualizaron que la legisladora en el Congreso de Sinaloa será llamada por la Seido para que rinda declaración en calidad de testigo sobre el presunto encuentro que sostuvo con el capo del narcotráfico.

Los funcionarios informaron que el agente del Ministerio Público Federal ya tiene listos los citatorios de Juan Ignacio Hernández Mora, ex titular del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, y de Celina Oseguera, ex coordinadora de los Centros Federales de Readaptación.

Ambos fueron destituidos del cargo por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tras la fuga del capo el pasado 11 de julio.

Protestan familiares de custodios

Familiares de custodios que permanecen retenidos por la fuga Joaquín El Chapo Guzmán realizaron una protesta en el exterior de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Los quejosos reclamaron que desde el pasado domingo no han podido ver a sus familiares, además de que fueron informados que solo podrán tener contacto con ellos una vez que terminen de rendir declaración ante el agente del Ministerio Público Federal.

Una mujer que decidió omitir su nombre aseguró que pudo ver a su marido durante 10 minutos la noche del pasado martes. Sin embargo, dijo que su esposo, quien es jefe de custodios, le expresó que "estaba triste", porque en cuatro ocasiones ya ha rendido declaración.

Otras personas que desean ver a sus familiares manifestaron que no tienen ni siquiera para contratar los servicios de un abogado particular. Asimismo, comentaron que tienen temor de que la autoridad "fabrique" pruebas a los trabajadores del penal que permanecen retenidos. (Rubén Mosso/México)