Forman biobanco independiente; buscan a desaparecidos

La familia del joven desaparecido Roy Rivera Hidalgo fue la primera en tomar sus muestras; serán enviadas al extranjero para su análisis y conformar la base general de mexicanos.
La familia de Roy Rivera participó.
La familia de Roy Rivera participó. (Roberto Alanís)

Monterrey

Integrantes de la sociedad civil y familiares de desaparecidos comenzaron este sábado la primera toma de muestras en Nuevo León, para conformar el primer Biobanco Nacional Ciudadano de Personas Desaparecidas.

Si bien ya se han realizado tomas de ADN de familiares de desaparecidos en otros estados de la República Mexicana, como en Guerrero y Tamaulipas para el banco independiente, ayer fue el primer día en que Nuevo León tomó sus muestras para enviarlas al extranjero.

“Ante la incompetencia, no sabemos si el gobierno no puede, no sabe o no quiere tener realmente un registro nacional de personas desaparecidas, nosotros los familiares sí queremos, sí podemos y sí sabemos”, manifestó Irma Leticia Hidalgo, integrante de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL).

Las primeras muestras de ADN para conformar el banco de datos fueron hechos a Irma Leticia Hidalgo, Amparo Rea y Antonio Hidalgo, quienes son madre, abuela y abuelo, respectivamente del joven Roy Rivera desaparecido en Nuevo León el 11 de enero de 2011.

A cada uno de ellos se les realizó una toma de saliva con tres algodones al interior de ambas mejillas para posteriormente cerrarlas en varios sobres y enviarlas para su análisis a un laboratorio Bore Technology Washington, en los Estados Unidos.

Aunque Hidalgo dijo que la Procuraduría estatal ha hecho algunas tomas de ADN a algunos familiares de desaparecidos, cuestionó la confianza del procedimiento de algunos casos.

“Para nosotros no es fiel que todos los familiares de desaparecidos tengan su ADN, entonces para nosotros esto (el registro independiente) es lo fiel, ya son años que estamos esperando que el gobierno haga su propio registro, ha sido una exigencia desde la ONU, organismos internacionales y es fecha -después de esta tragedia del sexenio pasado- que no lo tienen, no lo hacen y al parecer no hay voluntad, muchísimo menos un banco de ADN y entonces si el gobierno no lo hace, no quiere y no puede nosotros lo familiares lo hacemos”, refirió.

La toma de las pruebas se realizó en la Plaza de los Desaparecidos, en la calle Washington y Zaragoza, en el centro de Monterrey.

Fue a través de un premio obtenido por alumnos mexicanos en la Universidad de Durham University, en Londres, Inglaterra, con el cual se podrán financiar al menos las primeras mil 500 muestras de ADN para conformar el banco de ADN nacional.

Se espera que Ciencia Forense Ciudadana, grupo que coordina las muestras de ADN, realice en Nuevo León la toma de datos genéticos de 9 familias de desaparecidos en una primera etapa.

Para aquella persona que desee registrar a una persona desaparecida y que busque enviar sus datos posteriormente al biobanco, puede ingresar a la página de internet www.cienciaforense.org, donde se indica cuáles son los pasos a seguir.

REPORTAN MIL CUERPOS SIN IDENTIFICAR

De acuerdo con Irma Hidalgo, quien sostuvo en representación de familiares de desaparecidos con autoridades de la Procuraduría de Nuevo León y con el director, Porfirio Díaz, del Instituto de Criminalística, actualmente existe un aproximado de mil cuerpos sin identificar en fosas comunes desde el 2009 a la fecha.

“Nosotros desde el año pasado hemos estado insistiendo por escrito a la Procuraduría que nos informe cuántos cuerpos, dónde están, quién los maneja, si los manejan con los protocolos internacionales, la Procuraduría no nos responde desde Adrián de la Garza y ahora fue un diálogo pero esperamos que no los responda por escrito”, manifestó.

Asimismo, se mencionó que la autoridad cuenta con 4 mil restos humanos sin identificar.