Insuficiente la reforma constitucional de deuda estatal: Fitch

Los analistas estimaron que el proceso de adecuación legislativa podría ser lento y, por ende, el efecto real de la reforma se alcanzaría en el mediano plazo, diluyendo así su efecto inmediato.

Monterrey

Fitch Ratings consideró que la reforma constitucional de la deuda subnacional es una condición necesaria pero insuficiente para alcanzar los efectos deseados.

Agregó que tanto la formulación de la Ley Reglamentaria como la adecuación de los marcos jurídicos estatales son condicionantes obligadas para incidir en la disciplina financiera de los gobiernos subnacionales.

Los analistas de la agencia calificadora señalaron que la aprobación de la reforma para acotar la deuda de estados y municipios si bien permitirá un mayor control, fiscalización, transparencia y rendición de cuentas en el manejo de los recursos públicos, resulta insuficiente.

Y estimaron que el proceso de adecuación legislativa podría ser lento y, por ende, el efecto real de la reforma se alcanzaría en el mediano plazo, diluyendo así su efecto inmediato.

Consideraron que la premura con la que se materialice la reforma constitucional será determinante para aminorar la presión que ejercerán estos factores en las finanzas públicas de los gobiernos estatales y municipales.

También anotaron que la discusión y formulación de la Ley Reglamentaria debe profundizar en aspectos que el decreto no específica. Entre otros, se relacionan con definir lo que se considerará como niveles elevados de deuda y lo que, en términos operativos, se entenderá como condiciones de mercado.

Asimismo, Fitch subrayó que se debe detallar el proceso de licitación de deuda, los límites y modalidades con base en los cuales se afectan las participaciones otorgadas en garantía por los gobiernos subnacionales del pago de las obligaciones contraídas, así como lo correspondiente a la contratación de pasivos de corto plazo.

Por otra parte, de acuerdo con información del último registro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre los saldos de obligaciones financieras de las entidades federativas y municipios en México, dos indicadores presentaron comportamientos históricos al cierre de 2014.

El primero corresponde al saldo total de la deuda subnacional, que alcanzó un máximo de 509.9 mil millones de pesos. El segundo, que es el más relevante, se relaciona con la desaceleración del crecimiento de la deuda subnacional, cuyo incremento anual fue de 5.6 por ciento.

Este valor es inferior a la tasa media anual de crecimiento de 17.2 por ciento reportada para el periodo 1993-2014. Incluso, el saldo de deuda representó 3.1 por ciento en términos del Producto Interno Bruto (PIB), porcentaje que Fitch considera bajo en comparación con lo observado en otros países.

La agencia calificadora opina que este comportamiento de desaceleración en los saldos de deuda subnacional podría descontinuarse en 2015.

Lo anterior, se debería principalmente al proceso electoral que está en puerta y que, además de implicar la elección de diputados federales y locales, suma la de gobernadores y presidentes municipales en diferentes latitudes del país.

También incidiría el impacto que podrían sufrir las transferencias federales hacia las entidades federativas y municipios, como consecuencia de la caída de los precios del petróleo.

Los analistas señalaron que podría afectar el posible incremento en el costo financiero derivado del ajuste de tasas de interés en Estados Unidos.

"Todos estos factores podrían presionar la flexibilidad financiera de los gobiernos subnacionales y conducirlos a contratar deuda nueva".