Fiscalía está detrás de autores de homicidio en caso Ciudadela

Eduardo Almaguer dijo que espera cooperación interestatal para detener a responsables.
Los menores fueron secuestrados y asesinados.
Los menores fueron secuestrados y asesinados. (Milenio)

Guadalajara

Al cumplirse este 21 de junio tres años del homicidio de los jóvenes Andrés Barba Olivas y Luis Antonio Ortiz Guerra, el fiscal general del estado Eduardo Almaguer Ramírez, sostuvo que la investigación del caso conocido como Ciudadela (centro comercial donde se les vio por última vez con vida), sigue en curso y la Fiscalía de Jalisco está detrás de los autores del crimen.

"El caso Ciudadela lo revisé de manera personal, los expedientes, he tenido la oportunidad de dialogar con los padres de familia de los dos chicos... asigné un grupo especial (para la investigación), tenemos identificados a los responsables, estamos trabajando con la colaboración de otros estados... para poderlos aprehender", indicó.

El titular de la Fiscalía General admitió la exigencia de los familiares por lo que consideran poco avance en tres años y están en todo su derecho de reclamar.

"Les quiero decir de manera consciente que el tema Ciudadela es un tema que yo he tomado de manera institucional, pero personal".

Almaguer Ramírez dijo que no tiene queja formal de que algún servidor público de la Fiscalía hubiera incurrido en algún delito en la investigación de este crimen, sin embargo, admitió que no estuvo conforme con el trabajo de la entonces fiscal de Derechos Humanos, Lizzeth Hernández, quien estaba al frente del caso y en contacto directo con los familiares, por lo cual la separó del cargo.

Dijo que el grupo especial que designó junto con el área de inteligencia de la Fiscalía, al revisar el expediente encontraron "algunas cuestiones de forma" como el hecho de que las familias fueron quienes acercaron información.

El fiscal aseguró que se está en busca de poder aprehender tanto a los autores intelectuales como materiales y así cerrar este tema.

Agregó que han sido cuidadosos con el único detenido que hay, el joven Isaac A. quien era menor de edad hace tres años, hoy ya no, y bajo ese argumento se presionó al estado en busca de obtener su libertad.

Andrés y Luis Antonio fueron engañados para acudir a la finca Rancho La Cebada cerca de La Primavera, en Zapopan, donde fueron asesinados por una supuesta venganza del hijo de un delincuente en prisión, quien se ofendió por las bromas que le hicieron, según la versión oficial. Los jóvenes fueron buscados y once días después se localizaron sus cuerpos a metros del lugar donde se les privó de la vida.