“El Ferrari” cayó en Sabinas Hidalgo, no en Escobedo

Aunque se había informado que el líder regional de un grupo delictivo había sido capturado en Escobedo, el comisionado de Seguridad aclara que fue en una caseta de peaje donde lo aprehendieron. 

Monterrey

La detención del jefe regional de un grupo del crimen organizado en Tamaulipas, Francisco Ramírez Rivera o Juan Fernando Álvarez Cortez, alias “El Ferrari”, del pasado sábado, ocurrió en la caseta de peaje de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, en Sabinas Hidalgo, y no en el municipio de Escobedo, reveló el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García.

Aunque en días pasados se manejó la versión de que este delincuente había sido capturado en el municipio de Escobedo, e incluso lo confirmó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, el funcionario federal precisó que la captura se dio en Sabinas Hidalgo cuando Álvarez Cortez pretendía llegar a la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a bordo de un camión de pasajeros.

Rubido García detalló que el detenido era jefe de un grupo de la delincuencia organizada en municipios de Tamaulipas como Ciudad Victoria, El Mante, San Fernando, Hidalgo, Padilla y Llera.

El funcionario federal destacó la importancia de la detención de Álvarez Cortez, ya que se le  identifica como uno de los principales operadores y hombre de confianza del líder de la referida organización delincuencial, Omar Treviño Morales, alias “El Z-42”.

Esto, además de que el detenido era un generador de violencia en el estado de Tamaulipas por la pugna que mantiene con otro grupo antagónico por el control del territorio.

El comisionado nacional de Seguridad comentó que, como parte de la nueva fase de la estrategia de seguridad para Tamaulipas, la semana pasada se presentaron los ejes del plan a seguir en esa entidad, y el primero de ellos es la desarticulación de las organizaciones delictivas.

Dijo que se definieron los objetivos de atención prioritaria sobre los que deberían enfocarse los esfuerzos.

“Son 12 los presuntos delincuentes que integran dicha lista, la cual inicialmente eran de 13 objetivos, ya que en ella se encontraba Galdino Mellado, quien fue abatido el 9 de mayo.

“El 14 de mayo se detuvo al primero de ellos, Fernando Martínez Magaña, en Monterrey. El día de hoy se informa la detención de uno más. Se trata de Francisco Ramírez Rivera o Juan Fernando Álvarez Cortez, que fue capturado como resultado de labores de inteligencia que fueron desarrolladas de manera conjunta por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional con el acompañamiento de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal”.

Rubido García indicó que el ahora detenido se dirigía a Nuevo Laredo, ya que su organización delincuencial contaba con indicios de que un grupo antagónico pretendía atentar contra su vida.

“Ante esta situación, el ahora detenido intentaba pasar inadvertido a bordo de un autobús de transporte urbano. Este individuo infería que trasladándose en un camión de pasajeros su presencia pasaría desapercibida para las fuerzas federales, gracias a mostrar un bajo perfil”.

Añadió que al detenido se le aseguraron un arma larga AK-47, conocida como “cuerno de chivo”, un cargador y cartuchos útiles, así como droga, los cuales llevaba en una maleta.

Precisó que Álvarez Cortez ya había sido detenido por elementos del Ejército Mexicano el 17 de mayo de 2010 y recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones de Nuevo Laredo, sin embargo en diciembre del mismo año se fugó con otros reos del citado penal.

Añadió que el presunto delincuente, junto con lo asegurado, fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República, en la Ciudad de México.