Capturan a presunto líder del cártel de Jalisco en Colima

La Gendarmería realizó ayer un operativo encubierto para detener a Fernando Castillo Rodríguez, 'El Toro Valencia'; sin embargo, policías estatales pensaron que era un secuestro y mataron a un agente.
Castillo Rodríguez está implicado en los ataques ocurridos en Jalisco entre marzo y mayo de 2015 contra elementos de la Policía Federal.
Castillo Rodríguez está implicado en los ataques ocurridos en Jalisco entre marzo y mayo de 2015 contra elementos de la Policía Federal. (Especial)

Ciudad de México y Colima

En una operación encubierta, la Gendarmería de la Policía Federal capturó en Colima a Fernando Castillo Rodríguez, 'El Toro Valencia', identificado por autoridades como presunto jefe regional del Cártel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con labores de inteligencia, Castillo Rodríguez, de 32 años, es el supuesto cabecilla de la organización criminal que dirige Nemesio Oseguera, 'El Mencho', en distintas regiones del estado de Jalisco.

Líneas de investigación apuntaron a que 'El Toro Valencia' se trasladaría a la ciudad de Colima para resguardarse de las autoridades federales que le seguían la pista con base en diversas órdenes de aprehensión en su contra.

Los agentes de la Policía Federal detuvieron a Castillo Rodríguez en la capital del estado y después se dirigieron hacia el aeropuerto de Buenavista, en el municipio de Cuauhtémoc, pero no lograron llegar debido a que, en una confusión, fueron interceptados por policías estatales, quienes abrieron fuego y mataron a una gendarme y lesionaron a otro.

Castillo Rodríguez está implicado en los ataques ocurridos en Jalisco entre marzo y mayo de 2015 contra elementos de la Policía Federal. Además era investigado por la Unidad de Delitos Financieros y por secuestro en la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO).

Ayer al mediodía, gendarmes encubiertos, a bordo de tres vehículos, llevaron a cabo el operativo para capturar a Castillo Rodríguez, pero la acción era desconocida por corporaciones policiacas estatales y municipales, las cuales, según la investigación, pensaron que se trataba de un secuestro, por lo que emprendieron una movilización para detenerlos.

Policías estatales marcaron el alto a los gendarmes -sin saber de quiénes se trataban- y, al no detenerse, abrieron fuego y lesionaron a unos de los federales.

La Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia del Estado emitieron ayer un comunicado en el que informaron que "elementos de la Policía Federal a bordo de las camionetas referidas realizaban un operativo con un alto grado de secrecía para la detención de una persona, por lo que no se dio aviso del mismo a las corporaciones de la entidad".

En el comunicado, las autoridades no informaron a quién habían capturado durante el operativo y hasta hoy se informó que se trataba de Castillo Rodríguez, líder del Cartel Jalisco Nueva Generación, involucrado con las agresiones sufridas por la Policía Federal el año pasado, que incluyeron el derribo de un helicóptero en el que viajaban militares y elementos de la Policía Federal.