Fepade consignó a 70 personas por delitos electorales

La Fiscalía consignó ante jueces federales en julio 67 expedientes por la probable consumación de delitos electorales en nueve estados.
El PRI sigue encabezando las preferencias electorales.
Los estados donde se cometieron estas irregularidades son: Veracruz, Hidalgo, Puebla, Baja California, Jalisco, Sonora, Estado de México, Chihuahua y Quintana Roo. (Notimex)

Ciudad de México

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), consignó en julio del presente año 67 expedientes ante jueces federales por la probable consumación de delitos electorales, por lo que se ejerció acción penal contra 70 personas.

Santiago Nieto Castillo, titular de la Fepade, dijo que las 67 averiguaciones previas son por la violación al artículo 411 del Código Penal Federal, precepto que comprende el supuesto de alteración del Registro Federal de Electores, así como por la violación al artículo 246, fracción VII del mismo ordenamiento jurídico, referente al posible uso de documentación falsa para la alteración del mismo Registro Federal de Electores.

La fiscalía que depende de la Procuraduría General de la República (PGR) acusó a las 70 personas como probables responsables de los delitos antes mencionados, dado que en la mayoría de los casos se les atribuye proporcionar datos falsos a la autoridad electoral, alterando el Registro Federal de Electores, vulnerando así la certeza y seguridad en las instituciones electorales.

Los estados donde se cometieron estas irregularidades son: Veracruz, Hidalgo, Puebla, Baja California, Jalisco, Sonora, Estado de México, Chihuahua y Quintana Roo.

En junio pasado, Nieto Castillo declaró que de las mil 300 actas circunstanciadas que se iniciaron durante la jornada electoral del 7 de junio, 80 por ciento de éstas, es decir, mil 40, se iban a elevar a averiguación previa.

El fiscal detalló que el agente del Ministerio Público de la Federación abrió 120 averiguaciones previas el día de los comicios.

Señaló que el día de los comicios se logró la detención de 56 personas, de las cuales 32 obtuvieron su libertad bajo caución, ya que los delitos que se les imputó no eran graves, pero las averiguaciones previas que se integran en su contra siguen su curso.

Algunos de los delitos que se persiguen son la compra de votos e interferir con el adecuado ejercicio de la función electoral, ilícitos que se castigan de seis meses a tres años de prisión.