¿Qué hizo ‘El Cepillo’ la noche que desaparecieron los 43?

Felipe Rodríguez Salgado es considerado uno de los principales responsables en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y desde el viernes declara en la PGR.
La zona está cerca del tiradero municipal
Según declaración de tres criminales, "El Cepillo" llevó la gasolina o diesel para quemar los cuerpos de un numeroso grupo de personas en el basurero de Cocula. (Cortesía)

Ciudad de México

Se llama Felipe Rodríguez Salgado pero sus secuaces de Guerreros Unidos lo conocen como "El Cepillo" o "El Terco"; y lo señalan como el que ordenó fracturar los huesos calcinados de las personas que asesinaron y quemaron en el basurero municipal de Cocula.

Según testimonios de tres criminales detenidos identificados como Patricio Reyes Landa, "El Pato", Jonathan Osorio Gómez, "El Jona" y Agustín García Reyes, "El Chereje", recibieron y mataron a un grupo numeroso de personas que les entregaron policías municipales de Iguala y Cocula la noche del 26 de septiembre.

Los tres declararon a la PGR cómo los quemaron. Dijeron que "El Terco" fue quien llevó el diesel o gasolina y lo rocío sobre los cuerpos. El día siguiente, como a las 15:00, "El Terco" llegó con bolsas de basura negras y les dio la orden a sus secuaces de fracturar los huesos calcinados para depositarlos en las bolsas, dijo el procurador Jesús Murillo Karam el 7 de noviembre.

Las bolsas con los restos fueron vaciadas en el Río San Juan, pero uno de los detenidos dijo que arrojó dos bolsas completas, explicó el funcionario.

"El Cepillo" también ordenó a los miembros de Guerreros Unidos que participaron en el asesinato e incineración quemar su ropa para intentar "borrar cuanta pista había", dijo el procurador.

Rodríguez Salgado, pieza clave en el caso Iguala, fue detenido la madrugada del 16 de enero en Morelos por un grupo especial de fuerzas federales.

Lo último que se supo de él fue que declaraba en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

La Procuraduría General de la República corroboró, con pruebas periciales, que criminales calcinaron en ese lugar a un normalista de Ayotzinapa, de los 43 desaparecieron desde el 26 de septiembre después de que policías de Iguala y Cocula los entregaron a criminales.

Este martes, el procurador Jesús Murillo Karam afirmó contar con "evidencias sólidas" que demuestran que los normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados en el basurero.