Calderón acusa bloqueo a su estrategia "antinarco"

El ex jefe del Ejecutivo dice que en Ciudad Juárez los homicidios bajaron, no así en Michoacán, donde las autoridades no solo no participaron, sino que colaboraban con grupos criminales.
Habló en entrevista con "The Associated Press".
Habló en entrevista con "The Associated Press". (Mónica González/Archivo)

Nueva York

El ex presidente Felipe Calderón acusó a autoridades locales, como las de Michoacán, de impedir que tuviera éxito su estrategia contra el crimen organizado.

Calderón dijo que su política de enfrentar con toda la fuerza del Estado a la delincuencia funcionó bien en zonas como Ciudad Juárez, Nuevo León o Tijuana, donde las autoridades locales “hicieron su parte”, depuraron sus departamentos de policía y la criminalidad se redujo significativamente.

En Ciudad Juárez los homicidios bajaron desde su pico, ya que cuando dejó la Presidencia se habían reducido 76 por ciento, dijo el ex mandatario.

“Donde la estrategia no pudo completarse es donde los gobiernos locales no solo no cooperaron, sino que incluso obstruyeron, dado que estaban colaborando con los criminales, prueba de ello es Michoacán”, dijo Calderón durante una entrevista con The Associated Press en Nueva York.

“Si el que fue gobernador es sorprendido en un video dialogando y colaborando con uno de los criminales más sanguinarios que hay en México, ¿dígame usted cuáles eran las posibilidades del Estado de haber avanzado?”, dijo Calderón en referencia a Jesús Reyna, el político de mayor rango detenido este año por vínculos con Los caballeros templarios. Reyna fue secretario general de gobierno de Michoacán y también gobernador interino.

Calderón fue presidente entre 2006 y 2012. Al llegar al poder lanzó una ofensiva inédita contra el narcotráfico que incluyó el despliegue de miles de soldados y policías federales en diversas zonas del país. La presencia oficial no inhibió la violencia, que según cálculos de las propias autoridades se tradujo en más de 70 mil muertes en ese lapso.

Desde hace años se han divulgado reportes de presuntos vínculos entre los políticos de Michoacán y los narcotraficantes, aunque los esfuerzos previos para investigar y llevar esos casos a la justicia no han prosperado.

En 2009 el gobierno federal detuvo a 12 alcaldes y 23 funcionarios estatales por supuestamente ayudar al cartel de La Familia. Dos años después, sin embargo, los 35 fueron exonerados. Al respecto Calderón dijo ayer que su gobierno inició los casos judiciales, pero que éstos fueron “desechados por jueces, incluso algunos de ellos ahora acusados de corrupción”.

Calderón no quiso responder preguntas sobre la labor del actual presidente de México, Enrique Peña, quien ha dicho que una de sus prioridades es recuperar la paz en el país aunque se ha centrado sobre todo en promover reformas para impulsar el crecimiento económico.

Según el gobierno actual, los homicidios se han reducido 15 por ciento respecto al año anterior. Aun así, la gente sigue considerando la inseguridad como un problema importante.

Calderón, quien se encuentra en Nueva York para promover un informe sobre economía y cambio climático, defendió la labor de su gobierno en el ámbito de la seguridad.

“Como en muchas partes de México lo que encontré al llegar a la Presidencia fue precisamente el avance del crimen organizado, que estaba tomando el control de pueblos, ciudades, municipios, inclusive de estados”, dijo.

La estrategia que usó contra el crimen, señaló, fue un trípode.

“Primero, enfrentar a los criminales con la fuerza del Estado y si estaban corrompidas, como es el caso de las policías locales, enfrentarlos con fuerzas federales; dos, reconstruir las agencias y las instituciones de justicia y de seguridad desde la base porque estaban corroídas por la corrupción en muchos casos o tomadas por el crimen organizado, por eso creamos una nueva policía federal, por eso hicimos pruebas de control, de confianza, en todas las agencias federales, y tres, reconstruir el tejido social”, señaló.

Calderón también se refirió a la reciente ola de niños centroamericanos que han cruzado solos la frontera hacia Estados Unidos en los últimos meses y dijo que, entre otras cosas, se debe a fallas regulatorias del sistema estadunidense.