Federales y civiles exigían un millón de pesos a extranjeras

César Alejandro Chávez Flores, visitador general de la PGR, detalló que estas mujeres, de origen venezolano, colombiano y argentino, ingresaron legalmente al país en calidad de turistas.
Policías someten a secuestradores a quienes arrestaron en la delegación Venustiano Carranza.
Policías someten a secuestradores a quienes arrestaron en la delegación Venustiano Carranza. (Especial)

México

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que los dos agentes de la Policía Federal Ministerial detenidos el martes con dos civiles exigieron un millón de pesos por la liberación de las 15 extranjeras que tenían retenidas en un inmueble de la colonia Nápoles, en la capital, caso que la dependencia ya atrajo.

César Alejandro Chávez Flores, visitador general de la PGR, detalló que estas mujeres, de origen venezolano, colombiano y argentino, ingresaron legalmente al país en calidad de turistas.

Comentó que la procuraduría ejerció su facultad de atracción del caso y comprobó que personal de su institución sí estuvo asignado a una investigación contra la trata de personas, pero el oficio que mostraron a los policías capitalinos había expirado hace cuatro semanas, es decir, no tenían motivo para estar en ese lugar.

En entrevista, el funcionario puntualizó que por el momento no cuentan con elementos que vinculen a funcionarios del Instituto Nacional de Migración en estos delitos, luego de que los civiles con credenciales apócrifas de la PGR amenazaron a las mujeres con entregarlas a las autoridades migratorias si no pagaban un millón de pesos.

La PGR también tomó declaración de los elementos capitalinos para que proporcionen detalles sobre la detención de los civiles y los servidores públicos; a pesar de que la procuraduría capitalina declinó competencia para investigar la presunta extorsión de las víctimas, la Fiscalía de Trata de Personas continúa indagando una red de trata a nivel internacional.

En otro operativo, la Policía Federal rescató ileso a un hombre, de 29 años, secuestrado desde el 12 de abril, y detuvo a seis presuntos integrantes de una banda de plagiarios “de alta” peligrosidad asentada en la Ciudad de México.

El grupo delictivo, cuyos miembros actuaban en comandos, está relacionado con al menos otros cuatro casos de privación ilegal de la libertad, informaron a MILENIO autoridades de la Comisión Nacional de Seguridad.

La desarticulación de esta banda, que operaba en la capital y el Estado de México, ocurrió tras la localización de la casa de seguridad de la organización, en la colonia Revolución, delegación Venustiano Carranza.

EN NUEVO LEÓN

Óscar Cantú, presidente municipal de Apodaca, Nuevo León, reveló que hay un sobreviviente de la masacre del fin de semana en la colonia Valle San Miguel, donde asesinaron a nueve personas.

Tras la reunión de seguridad de los alcaldes metropolitanos con el gobierno estatal, Cantú también informó que estas personas fueron ultimadas por un adeudo de ocho mil pesos relacionado con el consumo de drogas.

Respecto al sobreviviente, de quien omitió su identidad, detalló que cuando las autoridades lo localizaron estaba drogado; asimismo, dijo que hasta el momento hay dos detenidos por este caso.