En dos años han asesinado a cuatro alcaldes en Michoacán

Los sicarios han atentado contra panistas y priistas; los perredistas han sido las víctimas más golpeadas en ese estado.
En el sitio fueron encontrados cuatro casquillos calibre 9 milímetros.
Archivo (Milenio Digital)

Ciudad de México

Desde que Fausto Vallejo rindió protesta como gobernador de Michoacán el 15 de febrero de 2012, han sido asesinados cuatro alcaldes y un diputado local.

Los sicarios han atentado contra panistas y priistas, sin embargo, los perredistas han sido las víctimas más golpeadas con dos presidentes municipales y un legislador.

El primer atentado ocurrió nueve meses después de que Vallejo asumió la gubernatura. El cuerpo de una mujer fue hallado el 15 de noviembre de 2012. Al día siguiente fue identificado: era la alcaldesa perredista de Tiquicheo, María Santos Gorrostieta Salazar. Había sido secuestrada. Anteriormente había sufrido dos atentados, uno en 2009 y otro en 2010.

El 5 de febrero de 2013, el alcalde priista de Nahuatzen, Michoacán, Wilfrido Flores Villa, fue asesinado de un balazo en la cabeza mientras comía en un restaurante de Pátzcuaro.

Mientras que el 7 noviembre de 2013 fue hallado dentro de una camioneta sobre la carretera Acámbaro- Moroleón el cuerpo del alcalde perredista de Santa Ana Maya, Michoacán, Ygnacio López Mendoza, de 62 años. La necropsia arrojó como resultado que la muerte fue por asfixia y traumatismo de cuello, según el subprocurador General de Justicia en Celaya, Armando Amaro Vallejo.

El más reciente se suscitó el 22 de marzo de 2014, cuando un grupo de hombres armados abrieron fuego contra el alcalde panista de Tanhuato, Gustavo Garibay García, afuera de su casa.

Sin embargo, los alcaldes no han sido los únicos blancos de los sicarios. El 11 de septiembre 2013, el diputado local del PRD, Osbaldo Esquivel Lucatero, fue asesinado durante una entrevista que se le realizaba debajo del puente vehicular desviación a la antigua carretera a Pátzcuaro. Sujetos mataron lesionaron a machetazos al político.

Los muertos de Godoy

Cuando Leonel Godoy Rangel fungió como gobernador de Michoacán durante el periodo 2008 a 2012, también hubo alcaldes asesinados.

El presidente municipal de Villa Madero, Marcelo Ibarra Villa, fue acribillado cuando viajaba en su camioneta Lincoln, el 2 de junio de 2008.

El 24 de febrero de 2009, el alcalde priista de Vista Hermosa, Octavio Manuel Carillo Castellanos, fue asesinado cuando se dirigía a su casa.

A Gustavo Sánchez Cervantes, edil sustituto del municipio de Tancítaro, le destrozaron el cráneo con una piedra. Su cuerpo y el de su secretario, Rafael Equihua, fueron hallados en un camino de terracería de Uruapan en septiembre de 2010. No tenía militancia partidista.

El panista Ricardo Guzmán Romero alcalde de la Piedad, Michoacán, fue asesinado la noche del 2 de noviembre de 2011, en este municipio del Bajío. El atentado ocurrió en las inmediaciones de un restaurante de comida rápida.