Fallos de Corte, inicio de “un sendero complicado”: SCJN

Esto ante la evolución hacia el nuevo sistema de protección en materia de derechos humanos, los cuales se adecúan al cambio que reclama la sociedad, resaltó la Primera Sala.
Suprema Corte de Justicia de la Nación
Suprema Corte de Justicia de la Nación (Milenio Digital)

Ciudad de México

Los criterios trascendentales que viene emitiendo la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), como son el caso de Florence Cassez y los derechos de los niños, se han dado en el inicio de "un sendero tan complicado", debido a la evolución hacia el nuevo sistema de protección en materia de derechos humanos en México.

El presidente de la Primera Sala, Jorge Mario Pardo Rebolledo, dijo que los órganos del Estado se están adecuando al cambio que ha reclamado la sociedad; hoy, comentó, los ciudadanos demandan mejores instrumentos para hacer valer sus derechos para obtener una justa decisión en los asuntos que los aquejan.

Al rendir su Segundo Informe de labores al frente de dicha Sala, ante el Pleno de la Corte mencionó que ante la magnitud del reto, las sentencias de la Primera Sala constituyen un testimonio tangible de los esfuerzos realizados en tan importante encomienda.

Pardo Rebolledo destacó que entre la sentencias relevantes dictadas durante los últimos 12 meses sobresale el tema relacionado a la exposición pública en medios de comunicación que se hace de presuntos culpables, lo que afecta la evidencia incriminatoria en un proceso penal.

Sin mencionar el nombre de Florence Cassez, a quien se le concedió un amparo contra la sentencia de 60 años que se le dictó por el delito de secuestro, y quien recuperó su libertad el 23 de enero, el ministro recordó que en el amparo en revisión que promovió la quejosa, se le otorgó la libertad porque se vulneraron sus derechos.

Los derechos vulnerados contra la francesa, detalló, no sólo fue su exposición pública en los medios de comunicación, sino que nunca fue puesta de inmediato a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR); tampoco recibió asistencia consular.

El ministro también se refirió a los criterios emitidos en los casos de sustracción de menores, particularmente cuando los padres de éstos se separan y que algunos de ellos se llevan a sus hijos a otros países, sin tener la patria potestad, lo que constituye un delito grave, por lo que los menores deben ser restituidos al progenitor que tiene la guarda y custodia.

Otro fallo trascendental, apuntó, tiene que ver con las personas con discapacidad, como fue el caso del joven Ricardo Adaír Coronel, quien sufre del Síndrome de Asperger, una clase de autismo.

Explicó que en este asunto, por vez primera se emitió una sentencia redactada en formato de "lectura fácil", dirigida a personas con discapacidad para leer o comprender un texto, además de que se reconocen que estas personas gozan de los mismos derechos que los ciudadanos, siempre y cuando un juez valore qué es lo mejor para ellos.

Por su parte, Sergio A. Valls Hernández, presidente de la Segunda Sala de la Corte, declaró que México está viviendo un momento histórico por las reformas constitucionales en 2008 en materia penal, y en 2011 sobre reconocimiento de derechos humanos y la nueva Ley de Amparo.

Dijo que estas modificaciones representan un cambio jurídico y cultural, por lo que es necesario cambiar algunos conceptos y teorías que venían aplicando durante años.

Enfatizó que cada vez es más claro que la democracia no es satisfactoria si no hay justicia.

En este año, a la Segunda Sala ingresaron 3 mil 938 asuntos, sumándose a los 258 que tenía  pendientes, sumando en total 4 mil 196 asuntos; de los cuales en 2 mil 300 casos se emitieron fallos, mil 461 por dictamen.