Fallece menor herido en la cabeza por bala perdida

Después de varios días de estar en observación, y luego de haber sido sometido a cirugía, no fue posible sacarle la ojiva alojada en el lado derecho de su cerebro
Momentos en que Jordan Yandel fue llevado en una ambulancia para luego ser trasladado al hospital Nicolás San Juan, en Toluca.
Momentos en que Jordan Yandel fue llevado en una ambulancia para luego ser trasladado al hospital Nicolás San Juan, en Toluca. (Especial)

Ecatepec

El pequeño Jordan Yandel Cortez Fragoso, de 3 años de edad, víctima de una bala perdida que lo impactó en la cabeza el pasado miércoles en la población de San Andrés de la Cañada, en Ecatepec, falleció la madrugada de este domingo en el hospital Nicolás San Juan, en Toluca, donde recibía atención para intentar salvarle la vida desde el día del accidente.

Familiares de Jordan reportaron que después de varios días de estar en observación, y luego de haber sido sometido a una cirugía, no fue posible sacarle la ojiva, que se le alojó en el lado derecho de su cerebro, por lo que cerca de las 04:00 horas fueron informados del deceso.

Ayer por la tarde, Jordan Yandel recibió todavía la visita de sus hermanos Rodrigo Alexander y Zugei Guadalupe, de 6 y 5 años, respectivamente, así como de muchos familiares que, en varios casos montaron guardia en el citado nosocomio, en especial sus padres Álvaro Cortez Vázquez y Alondra Lucero Fragoso Ramírez, así como su abuela María Guadalupe Ramírez López.

Como se recordará, el menor Jordan fue herido el pasado miércoles por la tarde cuando, en compañía de su abuela María Guadalupe Ramírez López, acudió a un puesto ubicado en la calle Ramón Soberanes, en San Andrés de la Cañada, a comprar un CD con el tema de "Las Mañanitas" para cantárselas a su abuelo Rodrigo Fragoso Ríos, quien al día siguiente festejaría su onomástico.

Cabe decir que otro Jordan y también miembro de la familia, murió en condiciones similares cuando fue alcanzado por una bala perdida el 31 de enero del 2012 mientras lanzaba cohetes en la azotea de su vivienda, ubicada también en San Andrés de la Cañada donde, a decir de los vecinos, anda mucha gente armada "sintiéndose dueña del pueblo", sin que nadie haga nada.

El cuerpo del pequeño Jordan Yandel será trasladado a esa comunidad de Ecatepec para ser despedido por sus familiares.

Ante estos hechos, María Guadalupe Ramírez López, abuela del pequeño, informó que las autoridades judiciales tomaron en sus manos el asunto para su esclarecimiento, y exigió al gobierno local y estatal que se emprenda una seria y efectiva campaña de despistolizaciòn en San Andrés de la Cañada, no mediante canjes sino con operativos, para evitar que se presenten nuevamente este tipo de accidentes, que sólo vienen a lastimar a inocentes y a sus familias.