En Michoacán, combate frontal a extorsión: Reyna

En entrevista con Azucena Uresti para Milenio, el secretario de Gobierno del estado reconoció que se trata de un delito extendido.

Ciudad de México

El secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, reconoció que la extorsión es uno de los problemas más graves en la entidad, pero afirmó que el gobierno estatal realiza un combate frontal para acabar con este delito.

En entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, Jesús Reyna afirmó que desde hace tres meses, el combate a la extorsión es una prioridad para el gobierno de Michoacán.

"De que existe el delito de extorsión no tenemos ninguna duda"


"Es el delito en el que gobierno del estado tiene el compromiso de hacer un combate frontal para acabar con él y lo estamos realizando para acabar con la extorsión, con el conocido cobro de piso", dijo.

Milenio publicó hoy que 73 de los 114 municipios de la entidad están controlados por Los Caballeros Templarios, quienes extorsionan a empresarios y campesinos, quienes no denuncian por temor a ser asesinados.

Ante esto, Jesús Reyna reconoció que la extorsión "sí es un delito extendido, no sé si al 75 por ciento de los municipios o menos o más, pero es un delito que nos afecta mucho, pero estamos combatiéndolo frontalmente".

El funcionario pidió a los empresarios de la entidad denunciar cualquier delito o cobro de piso a los que hayan sido sometidos y aseguró que serán atendidos de manera personalizada por los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría con el objetivo de "terminar con este fenómeno que tanto afecta a la entidad y a su desarrollo".

"Mientras estemos en esta situación se nos complica el desarrollo del estado porque no hay inversiones que puedan invertir cuando saben que vienen a una intención de un cobro de extorsión", admitió.

Reyna negó tener conocimiento de que algunos funcionarios de su gobierno estén colaborando con el narcotráfico, "de haberlo sabido, hubiera actuado en su momento" afirmó.

Pese a esto, admitió que no puede confiar en todos los empleados estatales y por eso actúa con mucha cautela.

Además afirmó que sí hay varios alcaldes, entre ellos el de La Piedad y Navolato, que han pedido ayuda en materia de seguridad al gobierno federal, pero dijo que esto no quiere decir que hayan dejado de confiar en la administración estatal.

Comentó además que las fuerzas de seguridad pública están siendo evaluadas para conformar un nuevo cuerpo con los elementos que acreditaron los exámenes de confianza.