Exoneran a supuestos autores de atentado contra Monreal

Un juez ordenó a la PGR investigar posibles amenazas y actos de tortura contra Juan Carlos Esqueda y José Luis Vázquez, acusados de ser contratados para matar a los hermanos Monreal.
Ricardo Monreal, candidato de Morena a la delegación Cuauhtémoc.
Exoneran a autores de atentado contra Monreal. (Tomada del Facebook del candidato )

Ciudad de México

Un juez federal absolvió y ordenó la liberación del empresario Arturo Guardado Méndez, quien estaba acusado de contratar a sicarios para intentar asesinar a los hermanos Ricardo y David Monreal Ávila.

También fueron exonerados de ese delito Juan Carlos Esqueda Hernández y José Luis Vázquez Delgado, quienes fueron señalados por la Procuraduría General de la República (PGR) de haber sido contratados por Guardado para matar al ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal y a su hermano David.

El juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales dio vista a la PGR para que investigue posibles violaciones a los derechos humanos contra Hernández y Vázquez.

Ambas personas señalaron que fueron amenazados por parte del agente del Ministerio Público Federal para declarar en contra del empresario zacatecano y vincularlo con el presunto atentado de los hermanos Monreal.

Tanto Esqueda como Delgado fueron condenados a cuatro años de prisión por los delitos de portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas, ilícitos que no son considerados graves por lo que alcanzan la libertad bajo fianza.

Guardado también fue exonerado del delito de posesión de arma de fuego.

En las próximas horas, las tres personas abandonarán el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

El 29 de mayo de 2013, la PGR encarceló a los tres mencionados, quienes presuntamente pretendían asesinar a los legisladores federales Ricardo y David Monreal Ávila.

En ese momento, la PGR consignó a Arturo Guardado y a los presuntos sicarios Juan Carlos Esqueda Hernández y José Luis Vázquez Delgado por los delitos de delincuencia organizada, tentativa de homicidio, portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

En el caso de Jesús Guerrero Ruiz, quien trabajaba como chofer del empresario, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) determinó dejarlo en libertad con las reservas de ley.