Hallan 11 cadáveres en fosas de Michoacán

La Procuraduría estatal informó que los cuerpos fueron localizados en un predio del municipio de Hidalgo.
Elementos de la SEIDO arribaron al lugar para comenzar con la investigación
Elementos de la Procuraduría estatal trabajan en la zona (Quadratín)

Ciudad de México

Once cuerpos fueron exhumados de ocho fosas clandestinas localizadas en el municipio de Hidalgo, Michoacán, informó la Procuraduría General de Justicia de ese estado.

La dependencia informó que el hallazgo de las fosas clandestinas ocurrió la noche del miércoles, en un predio utilizado para la recolección de resinas de árboles en el poblado conocido como La Venta, en el municipio de Hidalgo.

En el lugar, ubicado a un kilómetro de la carretera federal que une Morelia con el Estado de México, autoridades encontraron indicios de la operación de presuntos integrantes de la banda de narcotraficantes de Los Caballeros Templarios.

Peritos criminalistas y policías ministeriales continúan con excavaciones y pesquisas en la zona, ante la posibilidad de que existan más entierros clandestinos.

La Procuraduría michoacana informó que ha detenido de forma preventiva a 29 personas posiblemente relacionadas con estos hechos, entre quienes se encuentra un hombre que aseguró haber asesinado a cinco de las víctimas.

Entre los requeridos también están policías de Hidalgo y del municipio colindante de Zitácuaro, además de paramédicos de la Unidad Estatal de Protección Civil.

Una de las líneas de investigación apunta a que el múltiple crimen pudo haber sido perpetrado por integrantes de la banda de narcotraficantes de Los Caballeros Templarios, quienes mantienen una lucha con la organización criminal de La Familia Michoacana, la cual opera principalmente en el Estado de México.

Los Caballeros Templarios surgieron en diciembre de 2010, como escisión de La Familia Michoacana y en poco tiempo lograron controlar las operaciones de producción y tráfico de droga en los 113 municipios de Michoacán.

En febrero de 2013, habitantes de la llamada región de Tierra Caliente de Michoacán conformaron grupos civiles de autodefensa en 30 municipios, lo que derivó en la intervención del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.