Ex alcalde de Atoyac y su hijo, desaparecidos

En Michoacán le dictaron una nueva orden de aprehensión a Uriel Chávez, ex presidente municipal de Apatzingán, por peculado y extorsión; actualmente está preso acusado también de homicidio.

Guerrero y Michoacán

Gustavo Carrillo Ríos, ex alcalde perredista de Atoyac de Álvarez, y su hijo Carlos Carrillo se encuentran desaparecidos, confirmaron autorida des locales.

Según la carpeta ministerial, el pasado miércoles cerca de las 21:30 horas, ambos llegaban a su casa en la colonia Moderna, donde ya los esperaban hombres armados, quienes los subieron a un vehículo compacto y se los llevaron.

Al respecto, un mando de Seguridad Pública refirió que "por los informes de algunos testigos, eran hombres armados con fusiles AK-47, quienes buscaron al ex alcalde de Atoyac y al menor de edad. Hubo movilización por parte de autoridades municipales, estatales y federales.

"Se indicó que hasta el momento no se ha pedido ningún rescate por el ex alcalde ni por su hijo. Y tampoco han tenido comunicación con sus captores, por lo que se desconoce si hay algún acercamiento".

Carrillo Ríos ocupó la presidencia municipal de Atoyac solo tres meses, luego de que en mayo de 2008 su antecesor Pedro Brito García pidió licencia.

El ex funcionario desaparecido es dueño de una mueblería en Atoyac y, de acuerdo con algunas versiones, recientemente había abierto un autolavado y un negocio de venta de refacciones para motocicletas.

Su hijo Carlos tiene 14 años y es estudiante de la escuela secundaria federal Mi patria es primero.

Hasta el cierre de esta edición, la familia no había recibido alguna solicitud de rescate.

Nueva orden

En Michoacán, la procuraduría estatal informó que derivado de actuaciones realizadas ante el Poder Judicial del Estado, en las últimas horas obtuvo una orden de aprehensión contra Uriel Chávez, ex presidente municipal de Apatzingán, por su probable responsabilidad en peculado y extorsión.

Se trata de un nuevo mandamiento judicial por los ilícitos en perjuicio de un particular prestador de servicios y del ayuntamiento de Apatzingán, respectivamente.

De acuerdo con la constancia de hechos, en su calidad de presidente municipal presuntamente signó un contrato con un particular que prestaría trabajos de pirotecnia para la celebración de las Fiestas de Octubre y por cuyos servicios se le pagaría 435 mil pesos, recurso que a pesar de que fue debidamente tramitado y por el cual se emitieron los cheques respectivos, nunca llegaron a manos del proveedor.

La víctima citó que en los momentos que acudió a reclamar el pago del servicio, se le informó que éste lo realizaría directamente el presidente municipal. Sin embargo, el funcionario le advirtió que no se le iba a liquidar el adeudo en virtud de que tenía que cooperar con Los caballeros templarios y le exigió que ya no preguntara por su pago.

Asimismo, se demostró que los cheques por el pago de 435 mil pesos expedidos por la Tesorería fueron cobrados por personal del municipio, quienes se los entregaron al alcalde, sin que éste hiciera lo conducente con el prestador de servicios.

Este hecho fue denunciado ante la representación social por lo que se dio inicio a la averiguación previa penal, y una vez que fue integrada se resolvió el ejercicio de la acción penal y se solicitó la orden de aprehensión contra el ex alcalde.

Ésta fue concedida por el juez penal del distrito judicial de Apatzingán y cumplimentada en reclusión en el Centro de Reinserción Social David Franco Rodríguez, donde Uriel Chávez se encuentra sujeto a proceso por los delitos de extorsión y homicidio.