Ex policías buscan quitarse el estigma del oficio

Mediante la creación de una asociación, quienes alguna vez fueron uniformados de alguna corporación de seguridad requieren encontrar empleos formales, pues usualmente son rechazados.
Ex policías integrarán una asociación para ayudarse a encontrar trabajos formales.
Ex policías integrarán una asociación para ayudarse a encontrar trabajos formales. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Entre 2011 y 2016, más de 600 elementos de las diversas corporaciones policiacas de La Laguna fueron dados de baja después de no haber pasado los llamados "Exámenes de Control y Confianza".

Alrededor de 100 ex oficiales se unieron con el fin de integrar la Asociación de Ex Policías y Sociedad Civil de México, informaron.

Tienen entre 35 y 40 años de edad y al menos un hijo que mantener. Tras ser expulsados de las corporaciones, se han encontrado con el estigma de haber sido policías, pues son prácticamente vistos como delincuentes.

"Ya estamos etiquetados. Nada más dices "ex policía" y no hay trabajo", dijo Daniel Castellanos.

En cualquier lugar se les rechaza laboralmente. Algunos han recurrido a la mentira para tratar de obtener un empleo, pero tras ser revisados sus expedientes, sale que fueron expulsados de alguna corporación.

"Somos unos 15 que tenemos la licenciatura en Seguridad Pública. Otros son abogados, o contadores. Estamos capacitados".

"Todos cuando ingresamos a una corporación, nunca pensamos que fuéramos a dejar esta profesión, pues fue lo que elegimos".

Ser policía los deja marcados. Reconocieron que algunos han recurrido a delitos por la necesidad urgente de tener un modo de sobrevivir, pero que no todos son así.

Están convocando a todos los ex compañeros laguneros que fueron dados de baja, para que se sumen y limpiar así la mancha de haber sido policías.

"Es un problema de todo el país. En el DF, en León, en Jalisco, Sonora, Tabasco, hay organismos similares. Es una necesidad ya para nosotros, que queremos demostrarle a la gente que no somos delincuentes y que somos personas como cualquier otra", dijo Daniel.

Para el próximo mes de marzo, esperan poder estar laborando ya. Los trámites para la constitución de una AC son largos y costosos, y prácticamente ninguno de ellos tiene empleo formal, pero hacen "chambitas" para subsistir.

Señalaron los ex policías que al ser dados de baja, nunca se les informaron los motivos para escindirles sus contratos.

Cabe mencionar que las Pruebas de Control y Confianza descartan muchas veces a personas que tenían alguna enfermedad como diabetes o sobre peso y claro, también a quienes tenían dopajes o no trabajaban de manera adecuada. Pero a ellos no les dijeron.

Algunos durante muchos años arriesgaron la vida como parte de su trabajo. "Es arbitrario que nos den de baja, pues en ningún momento te dan un resultado sobre el examen".

"¿Por qué el gobierno no canaliza a esas personas que dicen que no están aptas, a otro sector en el que se puede brindar un buen servicio, no necesariamente portando un arma?".

"El detalle es que si vas por lo legal, el gobierno dice que se termina el contrato, nunca te hablan de motivos, esto implica inseguridad laboral entre los mismos oficiales de las corporaciones".

Ex militares se sumaron a la causa. Los que quieren formar la AC, son ex estatales, ex municipales, ex ministeriales, ex federales, de todo el abanico de corporaciones que existen actualmente.

Y quieren dar la cara y sus nombres, pues están en la certeza de haber hecho siempre un buen trabajo.