“Nos dedicaremos a regularizarnos”

Es necesario recuperar la confianza de un pueblo que se alzó en armas por la decepción hacia sus autoridades, dice Estanislao Beltrán, jefe de 'autodefensas' en La Ruana.
Estanislao Beltrán conversa con Alfredo Castillo.
Estanislao Beltrán conversa con Alfredo Castillo. (Daniel Cruz)

Michoacán

La detención de Dionisio Loya Plancarte, El Tío, da un voto de confianza al trabajo del gobierno contra el crimen organizado en Michoacán, para recobrar la confianza de la sociedad en sus autoridades, aseguró Estanislao Beltrán, vocero de los grupos de autodefensa en La Ruana, quien anunció que, por ahora, se dedicarán a regularizarse antes de continuar su avance por el territorio michoacano.

Celebró la captura de uno de los cabecillas de Los caballeros templarios que habían pedido a las autoridades federales y dijo que es necesario que se recupere la confianza de un pueblo que se alzó en armas por decepción hacia sus autoridades.

"Nos da gusto, cuando el gobierno presenta trabajo y el pueblo ve que en realidad se está deteniendo a los criminales va agarrando confianza, porque el pueblo está decepcionado y ahora vemos el momento en que debe recobrar la confianza del pueblo y cómo lo va a hacer, capturando a los criminales, porque queremos que detengan a los líderes de Los caballeros templarios", señaló.

Uno de los líderes de las autodefensas dijo en entrevista, al término de la firma del acuerdo para institucionalizar a los grupos civiles armados, que el proceso de registro durará unos cuantos días y comenzará hoy.

"En estos momentos vamos a dedicar a regularizarnos. Nos vamos a detener ahí y vamos a empezar ya, porque creo que esto va a ser rápido. Por respeto a los acuerdos debemos mantener el orden", aseguró.

Afirmó que en adelante, después de registrarlas, "vamos a portar las armas con un estatus legal, porque las vamos a registrar y va a estar a resguardo el arma que cada quien porta".

Los líderes de los grupos de autodefensa acordaron reunirse este martes con las autoridades federales en la zona militar de Apatzingán para comenzar la entrega de las listas con los nombres de los civiles que portan armas y el registro de cada una de ellas.

Tras la detención de Loya Plancarte en Morelia, Estanislao Beltrán aseguró que los principales líderes templarios están aún en territorio michoacano, por lo que urgió un blindaje en las entidades vecinas de Jalisco, Guanajuato, Guerrero y el Estado de México.

"Por eso precisamente les estamos advirtiendo a los estados vecinos que blinden la colindancia con Michoacán, para que no se vayan a brincar los criminales, porque necesitamos que resguarden las zonas limítrofes para que no se vayan a ir los criminales para allá".

Explicó que las detenciones que se han hecho en Jalisco son muestra de que los integrantes de Los caballeros templarios y sus líderes están intentando salir de Michoacán ante la presencia de autodefensas, Policía Federal y el Ejército mexicano.

Las autodefensas ubicaron, además de los siete cabecillas de Los templarios, entre ellos Nazario Moreno, a quien el gobierno dio por muerto en 2010, Servando Gómez, La Tuta y Enrique Plancarte a cuando menos 200 jefes de plaza.