EU recorta 5 mdd a la Iniciativa Mérida

La Secretaría de Relaciones Exteriores “rechaza cualquier práctica unilateral que juzgue la problemática de un país en esa materia”.
El vocero adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner.
El vocero adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner. (Muhammed Bilal Kenasari/AFP)

México

El gobierno de Estados Unidos decidió bloquear parte de los fondos anuales que destina a México, a través de la Iniciativa Mérida, los cuales serán reasignados a Perú, por preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en el país.

De acuerdo con el vocero adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, este año no se ha podido confirmar que México cumple en su totalidad los criterios en materia de derechos humanos, un elemento que condiciona 15 por ciento de los fondos asignados, explicó.

Por lo que de los 148 millones de dólares que en teoría corresponderían a la Iniciativa Mérida, 5 millones de dólares se han "reprogramado" hacia tareas de erradicación de cocaína en Perú.

Tras el anuncio, el gobierno de México, a través de la SRE aseguró que, si bien respeta las formas de comunicación entre el Departamento de Estado y el Congreso estadunidense, "rechaza cualquier práctica unilateral que juzgue la situación de los derechos humanos en un país".

Por ello reiteró su compromiso por continuar participando en mecanismos multilaterales y universales de examen, como el establecido por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el pleno reconocimiento de los retos que se enfrentan en la material.

"El gobierno de México es consciente y reconoce los retos actuales que enfrenta el país en materia de derechos humanos y refrenda su indeclinable compromiso con la protección y promoción de los mismos", enfatizó.

Tras los hechos en Tlatlaya e Iguala, la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), en conjunto con siete organizaciones de derechos humanos mexicanas y estadunidenses, solicitaron al gobierno de Estados Unidos retener estos recursos, al no haberse acreditado un avance en la materia.

La organización internacional recordó que desde la firma de este mecanismo de cooperación, en 2008, el Congreso estadunidense ha condicionado 15 por ciento de los fondos asignados a la policía y los militares mexicanos a que el Departamento del Estado certifique que México haya tenido avances en áreas prioritarias de derechos humanos.

"Retener esos fondos enviaría un mensaje claro de que Estados Unidos condena las graves violaciones de derechos humanos cometidas en México", dijo Maureen Meyer, coordinadora principal del programa de México de WOLA.

En el memorándum, dirigido al Departamento de Estado, las organizaciones también demandan suspender la asistencia a las Fuerzas Armadas de México, a través de la Iniciativa Mérida, al no certificar los avances de México en materia de derechos humanos.

Por su parte, el senador priista Miguel Ángel Chico Herrera lamentó la decisión del gobierno estadunidense, ya que los recursos son necesarios y aseguró que el gobierno de Enrique Peña Nieto han sido enfáticos para concentrar el mejoramiento de los derechos humanos en México.