Escuadrón 201 volvió de la guerra hace 69 años

La unidad fue integrada en 1944 con dos jefes, 52 oficiales y 244 integrantes de tropa que combatieron en las Filipinas, y efectuaron 24 vuelos de bombardeo.
Dos pilotos sobrevivientes que acudieron al acto en Chapultepec.
Dos pilotos sobrevivientes que acudieron al acto en Chapultepec. (Jesús Quintanar)

México

Las "águilas mexicanas", como se les conoce a los pilotos y combatientes del Escuadrón 201 que participó en la Segunda Guerra Mundial, son una especie en extinción.

Orgullosos, los pocos sobrevivientes de esta fuerza expedicionaria recibieron ayer un homenaje de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En el bosque de Chapultepec se realizó la ceremonia por el 69 aniversario de su retorno, acto que encabezó el general Joaquín Flores Ortiz, comandante del Ala de Reconocimiento y Transporte de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

Durante los seis meses en los que esta unidad participó en la Segunda Guerra Mundial se reportaron cinco bajas de entre los más de 290 miembros que la integraron y que a casi 70 años son los únicos militares mexicanos que han luchado fuera del país.

"Dejar a mi país y a mi familia fue amargo, no sabía si iba a volver, pero el hecho de regresar vivo fue uno de los momentos más felices", recordó el capitán Miguel Cervantes, una de las "águilas mexicanas", hoy de 91 años.

Fernando Nava, de 85 años, participó como apoyo en tierra de los pilotos del Escuadrón 201, lamentó que a pesar del heroísmo de los mexicanos, haya mucha gente que no valore el esfuerzo que realizaron durante la "gran guerra".

La unidad fue integrada en 1944 con dos jefes, 52 oficiales y 244 integrantes de tropa que combatieron en las Filipinas, y efectuaron 24 vuelos de bombardeo; su labor fue reconocida por el general Douglas MacArthur, comandante de la fuerza aliada del frente del Pacífico.

El Escuadrón 201 se creó después del hundimiento de dos barcos petroleros mexicanos en el Golfo de México y se unió a los países aliados. Algunos de los sobrevivientes de la unidad pugnaron durante años para que el gobierno mexicano hiciera un reconocimiento a las tareas que cumplieron.

En la ceremonia, el teniente Raúl Guzmán, del Escuadrón de Vigilancia Aérea, resaltó las misiones de los pilotos mexicanos y de su personal.