En breve, darán a familias peritaje extranjero de caso Heaven

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF dijo que peritos argentinos entregarán los resultados practicados a los restos de los 15 jóvenes. 
Edgar Elías Azar, presidente del TSJDF
Edgar Elías Azar, presidente del TSJDF (Archivo Cuartoscuro)

Ciudad de México

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, anunció que, de un momento a otro, peritos argentinos entregarán a familiares los resultados de los exámenes practicados a los restos de los 15 jóvenes secuestrados y asesinados del bar Heaven, crimen cometido el año pasado.

Comentó que los análisis periciales que practicaron la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del DF demuestran que los cadáveres sí corresponden a los jóvenes desaparecidos, pero las familias se niegan a creer y por ende la necesidad de realizar otro peritaje.

"El tema es muy claro: la PGR hizo identificación de esos cadáveres, hicieron todo lo que marca el protocolo; la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal hizo lo propio; el Instituto de Ciencias Forenses del TSJDF hizo lo propio también", dijo.

"A mi juicio ¿qué es lo que está pasando? Yo tengo una explicación digamos muy sensible y muy sentimental y creo yo que es la realista: Y es que los deudos, las familias que perdieron a sus hijos, se resisten a pensar que esos restos corresponden a los que ellos conocieron en vida, que fueron jóvenes, saludables y con todo el amor que le puede tener un padre a un hijo", expresó Elías Azar.

Entrevistado al término de la presentación del libro, Segunda Jornada sobre Tendencias de Actualidad en los Sistemas Jurídicos de México y Finlandia, el magistrado dijo que la semana pasada fue informado que los peritos argentinos están a punto de entregar sus resultados del nuevo peritaje.

Recordó que ya existen pronunciamientos del Gobierno Federal y de la administración capitalina, pero los deudos continúan exigiendo más exámenes y el Gobierno del Distrito Federal está en la mejor disposición de apoyarlos.

El 12 de septiembre de 2013, la Procuraduría General de la República (PGR) anunció la captura de tres presuntos autores materiales del secuestro y homicidio de los 13 jóvenes, detención que se logró en la misma área donde desaparecieron las víctimas el 26 de mayo de ese mismo año, es decir, en la Zona Rosa, en el Distrito Federal.

El entonces subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Renato Sales Heredia, mencionó que los restos de las víctimas fueron encontrados en una fosa clandestina, ubicada en el rancho La Mesa, en Tlalmanalco, Estado de México.

Los detenidos fueron Jonathan Robles González, El Jhony; Pedro Francisco Paz López, Pancho Pulgas y Fernando Fernández Sánchez, El Pez.

Los elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) realizaron un cateo en un bar donde se ocultaba Francisco Paz; una vez que aseguraron al sospechoso, esté delató a sus cómplices Fernando Fernández Jonathan Omar, quienes se escondían también en otros bares de la Zona Rosa, en la delegación Cuauhtémoc.

De acuerdo a las declaraciones de los detenidos por este caso, se conoce que la organización delictiva denominada La Unión de Insurgentes fue la que secuestró y mató a los jóvenes del barrio de Tepito.

Lo anterior en venganza por el asesinato del narcomenudista Horacio Vite Ángel, El Chaparro, quien fue encontrando sin vida el 24 de mayo de ese año afuera del bar Black, en la colonia Condesa.

Según las autoridades capitalinas, La Unión de Insurgentes opera en bares de la Zona Rosa y en las colonias del Valle, Condesa e Insurgentes.

Posteriormente, el 11 de noviembre de 2013, la Policía Federal detuvo en las inmediaciones de la delegación Coyoacán a Jesús Abdiel Vega Lemus, El Grande, quien presuntamente está implicado de manera directa en el secuestro de los 13 jóvenes; asimismo, se le relacionó con el homicidio del narcomenudista en el bar Black, en la colonia Condesa.