Entregan a ‘La Barbie’ y ‘El Coss’ a EU

Los requieren diversas cortes de aquel país, donde enfrentarán cargos como narcotráfico, homicidio y secuestro.

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) extraditó a Estados Unidos a Édgar Valdez Villarreal, La Barbie; su suegro Carlos Montemayor González, El Charro; Jorge Costilla Sánchez, El Coss, y otros 10 vinculados con grupos del crimen organizado.

El director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, informó que las solicitudes fueron formuladas por diversas cortes federales de distrito y circuito de aquel país y se trata de sujetos que están acusados de delitos contra la salud, narcotráfico, portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, homicidio y secuestro.

Entre los extraditados se encuentran allegados a Joaquín El Chapo Guzmán, como Jean Baptiste Kingery, presunto traficante de partes de armas de fuego y granadas a México que eran ensambladas y posteriormente entregadas al cártel de Sinaloa.

Además de Antonio Reynoso González, distribuidor de droga de esa organización en Los Ángeles, California. Lo conocían con el sobrenombre de El Ingeniero y junto con sus hermanos era propietario de diversos negocios ligados al lavado de dinero; ahora quedó a disposición de la Corte Federal de Distrito del Sur de California.

El director de la AIC explicó que Valdez Villarreal, vinculado con la organización delictiva de los hermanos Beltrán Leyva, deberá enfrentar proceso por la Corte Federal de Distrito del Este de Lousiana, por narcotráfico y lavado de dinero.

Montemayor González estará en la Corte Federal de Distrito del Norte de Georgia, como presunto responsable de asociación delictuosa, contra la salud y lavado de dinero. Ambos fueron detenidos el 30 de agosto de 2010.

Zerón de Lucio destacó la extradición de El Coss, considerado como el líder del cártel del Golfo hasta antes de su detención el 12 de septiembre del 2012. Este hombre inició su carrera delictiva al ser reclutado por Osiel Cárdenas Guillén en la década de los 90, cuando trabajaba como agente de la Policía Judicial en Tamaulipas.

Es acusado por la Corte de Distrito Sur de Texas por la distribución y contrabando de mariguana y cocaína en diversos puntos de Estados Unidos, así como lavado de dinero

LA LISTA

Otros sujetos extraditados son: José Emanuel García Sota, El Zafado o El Pelón, jefe de célula de la organización criminal Los Zetas, considerado por las autoridades federales como uno los asesinos de Jaime Zapata, agente del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.

Aureliano Montoya Peña, La Changa, quien era buscado por el Departamento Antidrogas de Estados Unidos, a quien se acusa de conspiración, posesión y distribución de narcóticos.

Ricardo Valles de la Rosa, líder de la pandilla Los Aztecas y acusado de participar en el homicidio de una funcionaria consular y su esposo, quienes fueron emboscados en Chihuahua. Ahora es reclamado por la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas.

Luis Humberto Hernández Celis, El Pack, del grupo delictivo La Línea. Lo reclama la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas.

Alberto Núñez, El Tío, vinculado con la muerte de 14 jóvenes y cinco policías federales en Chihuahua, quedó a disposición de la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas.

Julio César Valenzuela Elizalde está relacionado con delitos contra la salud, es acusado por la Corte Federal del Distrito de Arizona por conspirar para el tráfico de metanfetaminas y asociación delictuosa, mientras que Martín Daniel Castillo Rascón, relacionado con los delitos de delincuencia organizada y secuestro, es reclamado por la Corte Federal para el Distrito Oeste de Texas.

Antonio González Platas no está sujeto a proceso penal por delitos cometidos en territorio nacional, pero lo requiere la Corte de Circuito del Condado de Pulaski, en Arkansas, acusado de violación.

Todos estaban internados en el penal federal del Altiplano.

En un comunicado, la fiscal general de Estados Unidos, Loretta E. Lynch, destacó que estas extradiciones “no hubieran sido posibles sin la cercana colaboración y relación productiva del Departamento de Justicia con funcionarios de seguridad del más alto nivel en México”.

“Estoy agradecida con nuestras contrapartes mexicanas no solo por el apoyo para este caso tan relevante, sino por el esfuerzo extraordinario e inquebrantable en la lucha conjunta contra el crimen organizado”, puntualizó.