Entrampado el proceso de mujer que mató a su hijo al envolverlo en celofán

El caso de Dolores Marcela Tapia fue enviado a Guadalajara, luego que la parte defensora apeló el auto de formal prisión, lo que alargará la reclusión al menos tres meses más.

Tepatitlán

El proceso penal de Dolores Marcela Tapia Tapia, mujer tepatitlense acusada de dar muerte a su hijo de tres años al envolverlo en celofán, está entrampado en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco, a donde se fue el caso luego de que la defensa apelara el auto de formal prisión que dictó el juez de lo penal en el Centro Integral de Justicia Regional Altos Sur (CEINJURE).

Personal del Juzgado de lo Penal de Tepatitlán, cuyo titular es el juez Francisco Ulloa Sánchez, informó que el abogado defensor de Tapia Tapia apeló el auto de formal prisión, inconforme por los delitos que se le fincaron a Marcela Tapia, por lo que el caso fue remitido al Supremo Tribunal de Justicia del Estado, en Guadalajara, desde hace aproximadamente un mes y se estima al menos unos dos meses más para que exista una respuesta.

Es así que la reclusa, quien se encuentra detenida en la prisión regional desde febrero, deberá esperar al menos hasta principios de julio para saber qué sucederá con su caso, cuando éste regrese al juez de Tepatitlán.

Trabajadores del juzgado atribuyen el tiempo de la tardanza de la respuesta del Supremo Tribunal, a que gran parte de su personal se encuentra de vacaciones y a la carga de trabajo que existe en dicha institución.

Por otra parte, la parte defensora ya no ha aportado más pruebas a favor de la detenida, pues estarían esperando a que se resuelva la apelación del auto de formal prisión y ver entonces el camino a seguir.

Dolores Marcela Tapia Tapia, que vivía separada de su marido en el poblado de San José de Gracia, perteneciente a Tepatitlán, presuntamente dio muerte a su hijo luego de que éste sufriera un golpe en la cabeza y la mujer, creyéndolo muerto, lo envolviera en celofán y lo ocultara en el ropero de su casa, para luego reportar su supuesto rapto a manos de un desconocido.

La Fiscalía Regional descubrió los verdaderos hechos y acusó a la mujer por parricidio, falsedad de declaraciones e inhumación clandestina, aunque luego el juez varió el primero de los delitos por homicidio culposo.