Dan auto de formal prisión a ex alcalde chiapaneco

Enoc Díaz Pérez y dos de sus escoltas están acusados de privación ilegal de la libertad, tortura, abuso de autoridad, robo agravado y asociación delictuosa; el hermano del ex edil es buscado.
Enoc Díaz Pérez reconoció en su declaración que participó en los hechos ocurridos el 23 de diciembre.
Enoc Díaz Pérez reconoció en su declaración que participó en los hechos ocurridos el 23 de diciembre. (Especial)

Ciudad de México

Un juez dictó auto de formal prisión al Enoc Díaz Pérez, ex alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, así como a dos de sus escoltas por los delitos de privación ilegal de la libertad, tortura, abuso de autoridad, robo agravado y asociación delictuosa.

El Juez Tercero del Ramo Penal con sede en "El Amate" consideró que existen elementos suficientes para considerar a Enoc Díaz Pérez y a Isaía y Jony Roxano Díaz Díaz probables responsables por los hechos ocurridos el 23 de diciembre.

En su declaración ante el Ministerio Público, el ex edil reconoció que participó en los hechos ocurridos en el restaurante "Siempre Verde", de donde fueron sustraídas y detenidas ilegalmente tres personas, informó la procuraduría de Chiapas.

"Puedo observar que en la imagen se aprecia a una persona a quien identifico como mi persona, también quiero aclarar que las personas que aparecen con chalecos amarillos son representantes de comunidades que se denominan Proyecto Amigo Revolucionario Número VII", declaró Díaz Pérez y reconoció que era el líder principal de ese grupo.

De acuerdo las investigaciones que realiza la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Relacionados con Servidores Públicos, los presuntos responsables fueron plenamente identificados por las víctimas y diversos testigos de los hechos.

Además, las imágenes del circuito de video vigilancia que obran en la indagatoria dejan ver el actuar de los implicados al interior del restaurant denominado "Siempre verde".

En el lugar, su propietario Édgar Belisario Fonseca García, acompañado de Héctor Constantino Rendís Trujillo y Alejandro García Gil, fueron detenidos de forma ilegal por un grupo de alrededor de 30 sujetos que portaban armas de fuego, vestían de civil y viajaban a bordo de camionetas particulares.

Las pruebas realizadas a las víctimas corroboran que presentaban lesiones, mientras que el dictamen médico legista y valoración psicológica concluyeron que además fueron torturadas.

La procuraduría de Chiapas giró 17 órdenes de aprehensión contra policías y personal administrativo de Pueblo Nuevo Solistahuacán, entre ellos Samuel Díaz Pérez, hermano del ex edil, así como contra el director y comandante de la policía municipal.