Ningún cuerpo de Tanhuato tiene tiro de gracia: Galindo

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró que no existe ningún peritaje federal sobre el enfrentamiento del 22 de mayo, en el que murieron 42 civiles y un policía.
Resguardan rancho en Tanhuato tras enfrentamiento
Después del enfrentamiento, la PF resguardó la zona donde ocurrieron los hechos en Tanhuato.

Ciudad de México

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, negó que los 42 cuerpos de los civiles que murieron durante un enfrentamiento en Tanhuato, Michoacán, el 22 de mayo pasado, tengan el "tiro de gracia".

"Ninguno de los cuerpos murieron por un tiro de gracia, ninguno tiene el tatuaje de pólvora que indica que el disparo fue a corta distancia", dijo Galindo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

El 5 de agosto, Carlos Loret de Mola publicó en su columna que tuvo acceso a una parte de la investigación sobre los hechos en Tanhuato y que peritajes del Ministerio Público federal contradecían lo informado por la Comisión Nacional de Seguridad y la Policía Federal.

"Más de 70 por ciento de las víctimas aparece con el tiro de gracia en la nuca. Las necropsias arrojaron que incluso uno de los cadáveres no presentaba impacto de bala y que habría sido matado a golpes", escribió el periodista.

Al respecto, Enrique Galindo aseguró que no existe ningún peritaje federal y que sólo están los que hizo la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

"La PGR no participa en la elaboración de los peritajes, no hay peritajes federales. ¿Por qué? Porque la Procuraduría de Michoacán levantó la escena del crimen estando presentes funcionarios federales. La PGR no podía decir 'sí pasó esto', 'no pasó aquello'", dijo.

"A partir de lo que yo he tenido a la vista, no hay un solo tiro de gracia. Yo estaría muy preocupado si el 70 por ciento tuviera una circunstancia así. No están en las necropsias, derivan de un enfrentamiento. Hay dos mil casquillos, 45 armas, es un enfrentamiento en que la policía mostró mejores habilidades".

Informó que el cuerpo que presenta golpes, "hasta donde yo conozco este peritaje", es una persona que fue atropellada.

"Sí hay una persona que no presenta disparos de arma pero sí signos de atropellamiento".

Hace tres meses, la Policía Federal informó que el 22 de mayo hubo un enfrentamiento entre elementos de la corporación y supuestos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación. El saldo del tiroteo fue de 43 muertos: 42 civiles y un policía.

"Nosotros también participamos en las indagatorias. Los policías declararon ante la propia Procuraduría michoacana. Presentamos las armas dictaminadas y los peritajes sobre las armas. Presentamos el helicóptero para que se levantara la fe ministerial de los impactos de bala", dijo el comisionado federal.

Dijo que ha leído prácticamente toda la investigación, a partir de los propios resultados de la necropsia, y que por ello puede afirmar que ninguno de los cuerpos tiene un tiro de gracia ni presenta disparos a corta distancia.

"Sí, efectivamente mueren por disparos de impacto de fuego, pero en un enfrentamiento con la Policía Federal, donde muere un elemento y otro resultó herido. No es especulación, son hechos duros, son parte de la averiguación previa".

El comisionado dijo que las 42 personas que murieron en Tanhuato "eran un grupo de la delincuencia organizada; los familiares reconocen que eran miembros de la delincuencia organizada; hay tres detenidos. Si hubiera habido una situación de excesos, no hubiera detenidos".

Dijo que en el lugar, aseguraron 45 armas, de las cuales, prácticamente todas eran armas largas, salvo dos eran cortas; además de un lanzacohetes y un arma calibre 50, que fue disparada.

"La mayoría de los cuerpos presentaron positivo a algún tipo de droga y 41 dieron positivo a la prueba de rodizonato de sodio. Dispararon contra la Policía Federal y causaron la baja de un compañero".

Detalló que días antes de estos hechos, los dueños del rancho El Sol, donde ocurrió el enfrentamiento, habían presentado una denuncia ante el Ministerio Público. "Es un dato real, es el objetivo que hace que la policía vaya. Son datos existentes, parte de la indagatoria".

"En Tanhuato, 41 policías federales hacen el primer contacto y es donde se dan los primeros enfrentamientos. Llega otro grupo de 60 elementos y luego, elementos del Ejército mexicano".

Hasta ahora, destacó, lo que es un hecho es que no se ha ejercido acción penal contra los policías.

El 22 de mayo hubo un enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación en el rancho El Sol, ubicado entre los municipios de Tanhuato y Ecuandureo, el cual derivó en un policía federal y 42 delincuentes muertos, además de tres detenidos.

Horas después del enfrentamiento, el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, dijo en conferencia que la balacera se prolongó intermitente por tres horas, en por lo menos tres puntos distintos del predio.

Dijo que también se aseguraron 36 armas largas, dos cortas, un lanza granadas activado, un fusil calibre 50 y un número indeterminado de cartuchos útiles. Agregó que personal de las comisiones de Derechos humanos nacional y estatal ya estaban en el lugar.

Tres días después, el 25 de mayo, el comisionado dijo en entrevista con Denise Maerker que los 42 presuntos delincuentes muertos habían disparado un arma durante el tiroteo.

Detalló que fuerzas armadas pidieron a todos los delincuentes rendirse, pero sólo tres aceptaron dejar las armas y ser detenidos. Ante las dudas surgidas por el número de armas en el lugar aclaró que esas eran las cifras preliminares y se actualizó a 38 armas largas, dos cortas, un barret calibre 50 y un lanzagranadas.

El funcionario indicó que un helicóptero de las fuerzas armadas disparó para contener el avance de los criminales y no contra ellos.

Ese día Rubido y el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, afirmaron que no había características de ejecuciones extrajudiciales.