Enfrenta México ante CIDH quejas por trata y desplazamiento

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos analizará las quejas contra México sobre esos temas, así como la situación de reos en islas Marías, en su sesión del 1 de noviembre.
El mexicano Emilio Álvarez Icaza funge desde el año pasado como secretario ejecutivo de la CIDH.
El mexicano Emilio Álvarez Icaza funge desde el año pasado como secretario ejecutivo de la CIDH. (Archivo)

Ciudad de México

Trata de personas, desplazamiento interno forzado por la violencia y la situación de los presos en las Islas Marías son los temas que enfrentarán al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su 149 periodo de sesiones, cuyas audiencias se realizarán del 28 de octubre al 1 de noviembre próximos.

México llega a estas audiencias con el antecedente de haber sido en 2012 el país que mayor cantidad de denuncias realizó ante la CIDH, con mil 800 casos.

De acuerdo con el borrado de calendario de audiencias, será el viernes 1 de noviembre cuando los siete comisionados de la CIDH analizarán las quejas contra el Estado mexicano en los temas citados.

[b]Trata de personas[/b]

La Oficina de las Naciones Unidas para el control de las Drogas y la Prevención del Delito (ONUDD) señala a México como fuente, tránsito y destino para la trata de personas, y ubica entre los sectores más vulnerables ante este ilícito a mujeres, niños, indígenas y migrantes indocumentados.

Según el “Diagnóstico de las Condiciones de Vulnerabilidad que Propician la Trata de Personas en México”, realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social (CEIDAS), México es el segundo proveedor de víctimas de trata de Estados Unidos, sólo detrás de Tailandia.

Dicho estudio, dado a conocer a principios de este año, indica además que hay actividad de trata en 21 de las 31 entidades del país.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cada año son explotados sexualmente entre 16 mil y 20 mil niños y niñas en el país, especialmente en zonas fronterizas y turísticas.

Por su parte, la Coalición contra el Tráfico y la Explotación de Niñas y Mujeres en América Latina y el Caribe (CATWLAC) alerta que los cárteles del narcotráfico mexicanos se dedican cada vez más a la trata de personas. Tan solo de agosto del 2012 a igual mes de 2013 esta organización registró que 70 por ciento de los casos de trata se vincularon a bandas de dedicadas al tráfico de drogas.

En 2009, el estudio Human Trafficking Assesment Tool, realizado en México por la American Bar Association (ABA), detectó al menos 47 grupos dedicados a este ilícito.

[b]Desplazamiento interno por la violencia[/b]

El Centro de Vigilancia del Desplazamiento Interno de Noruega (IDMC por sus siglas en inglés), reportó que al menos 160 mil mexicanos se desplazaron de sus lugares de origen a otras regiones del país desde 1994, cuando surgió el movimiento zapatista en Chiapas, hasta 2012.

En su informe “Un vistazo global 2012: Personas internamente desplazadas por conflicto y violencia”, aprobado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el IDMC destaca que del total de desplazamientos en México unos 140 mil se registraron entre 2007 y 2012, principalmente por la violencia generada por el narcotráfico.

El IDCM apunta que los estados más afectados por este fenómeno son Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán y Veracruz, en tanto que “los 100 municipios con los niveles más altos de violencia experimentaron los niveles más altos de desplazamiento”.

Destacan casos como el de Ciudad Juárez, Chihuahua, de donde en 2011 se fueron 24 mil 500 personas, y suman un total de 115 mil desplazados desde 2007, según datos de la Universidad Autónoma local.

Otro caso significativo es el de Ciudad Mier, Tamaulipas, localidad abandonada en 2010 por 95% de su población a raíz de la violencia.

Además, según cifras del Infonavit, durante el sexenio de Felipe Calderón fueron abandonadas cinco millones de casas, siendo Chihuahua y Nuevo León los estados más afectados.

[b]Situación de los presos en Islas Marías[/b]

El 2 de febrero pasado, alrededor de 650 reos de la Colonia Penal Federal de Islas Marías se amotinaron en demanda de mejores condiciones de vida.

A principios del sexenio de Felipe Calderón dicho centro penitenciario, ubicado a 140 kilómetros del Puerto de San Blas, Nayarit, albergaba a unos 900 reos; actualmente son más de 8 mil.

De acuerdo con el CIDE, los reos en el archipiélago enfrentan falta de trabajo y de actividades, enormes dificultades pare recibir visitas, mala comida, escasez de agua potable, falta de medicamentos, así como castigos excesivos y no reglamentados.

Según la Primera Encuesta realizada a población interna en Centros Federales de Readaptación Social, 45% de los internos considera que no disponen de agua suficiente para aseo personal y 49.4% dijo que la comida era mala o muy mala.

La encuesta reveló también que 73% de los varones y 84% de las mujeres recluidos ahí fueron trasladados sin su aprobación, y casi 90% reportó no haber sido visitado nunca, siendo ésta una de las mayores quejas.

Según los internos, el proceso para ser visitados es demasiado complejo, ya que pasan mínimo seis meses antes de que un consejo apruebe las visitas, además de que el traslado es incosteable para la mayoría de las familiares.

El CIDE destaca en su informe que la Suprema Corte de Justicia de la nación ha reconocido como derecho de los reos purgar sus condenas cerca de sus comunidades, en virtud de que se busca reintegrarlos a la sociedad.