En la pobreza, siete de cada 10 guerrerenses

En 2004 el producto interno bruto local mostró crecimiento de 6.2%, mientras que en el gobierno de Ángel Aguirre cayó a 1.2%.
Casi 400 mil guerrerenses hablan lenguas indígenas.
Casi 400 mil guerrerenses hablan lenguas indígenas. (Jorge Carballo)

México

Es el estado más pobre del país, también el más violento, el mayor campo de producción de goma de opio en México y quizá la única entidad donde se ha demostrado violaciones a los derechos humanos de manera sistemática.

Guerrero no es por casualidad escenario de la desaparición de 43 estudiantes normalistas, detenidos por policías municipales de Iguala y entregados al crimen organizado; el escandaloso hecho fue posible porque durante décadas esa entidad vive la inevitable descomposición de compleja solución.

SOLO RETROCESO

Siete de cada 10 personas en Guerrero, viven en situación de pobreza. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, 69.7 por ciento de los guerrerenses están en la categoría de marginación y 31.7 por ciento de ellos en pobreza extrema. Además, lejos de prosperar, Guerrero solo ha visto empeorar sus indicadores y mientras en 2010 era el tercer estado más pobre de México, actualmente está a la cebeza, superado por Oaxaca y Chiapas.

También el producto interno bruto  se ha reducido en lo últimos años y de ubicarse en un crecimiento de 6.2 por ciento anual en 2004, el último del mandato del priista René Juárez, la última cifra del Inegi en 2012 bajó a un crecimiento de PIB de 1.2 por ciento, con el ex gobernador que ganó bajo las siglas del PRD, Ángel Aguirre.

Guerrero cuenta con 81 municipios divididos en sus siete regiones geográficas y 67 de ellos están catalogados como localidades con menores ventajas relativas, también de acuerdo con el Inegi no existe algún municipio en la entidad con el nivel más alto de bienestar.

De casi 3 millones 400 mil habitantes, 800 mil se dedican al campo poco tecnificado y solo con cosechas de temporal, su territorio sufre condiciones irregulares que también ha permitido la extensión de sembradíos de goma de opio que pueden evadir las tareas de erradicación del gobierno federal.

La Sedena informó en agosto pasado que sus labores de erradicación solo de mariguana en la entidad abarcó 73 de los 81 municipios, pero la mayor superficie y cuantía se concentró en Ayutla de los Libres.

En su Reporte de la Estrategia de Control Internacional de Drogas, el Departamento de Estado de Estados Unidos 2014, ubica a Guerrero junto con Sinaloa, Durango y Chihuahua como las zonas donde se producen en territorio mexicano adormidera y mariguana.

Se calcula que casi 400 mil habitantes del estado hablan lenguas de grupos indígenas náhuatl, mixtecos, tlapanecos y amusgo.

El turismo es la tercera actividad económica en la entidad, pero se concentra en tres municipios y el PIB en dicho sector terciario equivale a 135 mil millones de pesos, el cual ha mostrado un constante crecimiento desde 2003.

DISPUTA POR LA AMAPOLA

Desde 2012 Guerrero tiene la tasa más alta de homicidios dolosos en el país y la tercera de secuestros de acuerdo con las cifras de incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública. En este año ocupa el sexto lugar en la tasa de robos de vehículos con violencia.

Además, en esa zona operan por lo menos 10 grupos del crimen organizado. Tiene presencia y actividad del narco desde hace décadas, pero ha resentido también una pulverización de las grandes organizaciones dedicadaas a este ilícito.

A principios 2000, la presencia del cártel de Sinaloa era prácticamente única, pero un par de años después, el grupo opositor —cártel del Golfo— envió a sus sicarios Los Zetas, para disputar la plaza, importante por su producción de adormidera y su ubicación geográfica, próxima a otros territorios valiosos como Michoacán y Morelos.

Posteriormente sobreviene la ruptura de Joaquín El Chapo Guzmán con los hermanos Beltrán Leyva que se escindió del cártel del Pacífico y con la desaparición de Alfredo y Arturo, en la Tierra Caliente se formaron pequeños grupos locales como Los Granados y Los Rojos en el norte; Los Ardillos en la Montaña y el cártel independiente de Acapulco en el centro.

Guerreros Unidos y La Barredora en Acapulco son considerados subgrupos del cártel de Sinaloa.

Por la llegada de Los Zetas a territorio guerrerense y su proximidad con Michoacán, también hay presencia de células de Los caballeros templarios y La Familia michoacana. Por esas mismas razones existe actividad del cártel Jalisco Nueva Generación.

En Guerrero se dio un caso emblemático de conjugación de política y narcotráfico con Rogaciano Alba, quien fue alcalde de Petatlán y líder de la Unión Ganadera Regional. Fue detenido en 2010 por sus actividades de tráfico y producción de drogas.

En un video de su primer interrogatorio a cargo de la Policía Federal, Alba dijo que él se encargaba de comprar la droga a los campesinos que la cultivaban para el cártel de Sinaloa. Refirió incluso que cuando El Chapo rompió con Arturo Beltrán Leyva, éste le ofreció encargarse de las actividades de distribución de droga en Ixtapa, pero él no aceptó.

EL PODER SE HEREDA

En 2005, el PRD llegó a la gubernatura postulando a Zeferino Torreblanca, un empresario que ya había sido alcalde de Acapulco, con lo cual se rompió la tendencia histórica de predominio priista y se trasladó la cadena de victorias al perredismo.

En la elección de 1999, cuando el PRI obtuvo la gubernatura con René Juárez, ese partido ganó en 62 de los 76 municipios que formaban entonces la geografía política guerrerense y para los siguientes comicios de 2005, el PRI perdió la mitad de esas localidades con victoria solo en 33 alcaldías y el PRD asumió el control en 40 alcaldías, triplicando las 13 de la elección de 1999. Actualmente son perredistas 40 de 81 presidentes municipales.

La dinámica contestataria de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, había ocasionado ya confrontación con el gobierno de Aguirre, con motivo de una movilización en repudio de la reforma educativa en diciembre de 2012 hubo un enfrentamiento con policías federales y estatales, donde fallecieron dos estudiantes.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha documentado por lo menos cinco casos de desaparición forzada y de violación a los derechos humanos de elementos de las fuerzas armadas en Guerrero.

MOVIMIENTOS SOCIALES

Un régimen autoritario que intentaba sofocar exigencias o revueltas sociales de manera violenta fue el argumento de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez para convertir a la brigada de ajusticiamiento del Partido de los Pobres y el Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo en un movimiento armado.

Un año después de la matanza de Aguas Blancas, en 1996 el Ejército Popular Revolucionario (EPR) hace su aparición pública y desde entonces el Cisen ha contado cinco escisiones de la guerrilla que opera en la Montaña, la Costa Chica, el norte, el centro y la Tierra Caliente.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]