Encapuchados asesinan a empresario fuera de su casa

Dos sujetos con pasamontañas dispararon al vidrio de su carro atravesando el cráneo del hoy occiso; los asaltantes huyeron con un botín de 150 mil pesos.  

San Luis Potosí

Un empresario que se dedicaba a la organización de bailes populares fue asesinado de un balazo al parecer con una AK 47 o conocida como "cuerno de chivo" cuando regresaba de un evento junto a su familia. Los homicidas dijeron ser de un grupo delictivo y ya lo esperaban en su casa, lesionaron también a su esposa e intentaron matar a uno de sus hijos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que los hechos ocurrieron en el municipio de Villa de Reyes y la víctima es Santiago Rangel Segura quien tenía 43 años de edad y ocupaba el cargo de Director de Aseo Público de esa pequeña localidad.

De acuerdo al relato del hijo, todo sucedió este domingo entre las 04:30 y 04:45 horas dentro de su domicilio en la comunidad de El Rosario. Los tres habían asistido a la comunidad Carrera Torres donde sus padres habían organizado un evento cuyo baile terminó después de la una de la madrugada.

A su regreso a casa al término de la fiesta, él se adelantó en una camioneta pick-up tipo RAM, en la que transportaba a unos trabajadores, seguido de sus papás quienes lo hacían en un Volkswagen tipo Jetta color arena, quienes también repartieron personal a sus domicilios.

Al llegar a su casa, cuyo acceso es de puerta automática, fue abordado por dos desconocidos que se cubrían el rostro con pasamontañas negros, y quienes tras amagarlo con armas de fuego y dispararle en dos ocasiones atravesando su camioneta de un balazo, le preguntaron por el dinero recabado en el baile, contestándoles que lo traían sus padres.

En esos instantes, cuando a él y a los trabajadores los tenían inmovilizados, de nueva cuenta la puerta se abrió para que entrara el auto del hoy occiso, quien al ver la situación trató de aplicar la reversa pero uno de los maleantes, quienes se manifestaban miembros de la delincuencia organizada, le disparó. La bala entró por el cristal del auto y la bala le atravesó la cara, lesionando de un rosón a su esposa Leticia Moreno Lara que iba en el asiento del copiloto.

Confundida y en shock por los hechos, la mujer entregó el dinero que traía, 150 mil pesos, para luego darse a la fuga haciendo disparos al aire.

El joven de inmediato subió a su padre a la camioneta que a pesar de que tenía disparos, arrancó, llevándolo al Centro de Salud, sin embargo cuando llegó a la entrada, se dieron cuenta que ya no respiraba.

Hasta el lugar acudió el Ministerio Público quien dio fe del cadáver y luego se trasladó al domicilio donde dieron fe de la camioneta que presentaba un impacto de bala en la puerta derecha, que a su vez atravesó el asiento y se incrustó en la puerta posterior, así mismo se dio fe del Jetta quien también tiene orificios de impacto de la bala y los residuos del cristal roto del lado del operador. En el sitio se halló una ojiva de bala calibre 7.62 de las que son utilizadas en los rifles AK 47.