Emboscan a militares en Guachinango; mueren 4

Se presume que un grupo de integrantes del "Cártel Jalisco Nueva Generación" le cerraron el paso a un camión del Ejército Mexicano, el cual incendiaron con personas en el interior.
Una camioneta impactó de frente al vehículo del Ejército.
Una camioneta impactó de frente al vehículo del Ejército. (Milenio)

Guachinango

Emboscaron a un convoy de soldados miembros de un grupo delincuencial que mataron a cuatro militares en el poblado de Guachinango, y, de manera extraoficial, se dijo que los atacantes pertenecían al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Fue antes de las 17:00 horas cuando un grupo de criminales fuertemente armados con fusiles de asalto sorprendieron a los soldados y dispararon contra ellos; además, incendiaron el camión cuando salía del poblado hacia la carretera de Ameca a Mascota, bloqueándolo con una camioneta pick up que los impactó de frente; calcinaron a cuatro de los militares, según versión de rescatistas que se encontraban en el lugar.

Cientos de casquillos quedaron regados por el pavimento, a unos 50 metros de los vehículos incendiados bajo el arco de bienvenida al pueblo.

Los soldados pidieron apoyo para perseguir a los criminales, de los cuales al menos dos resultaron heridos y fueron trasladados en ambulancias del Ejército Mexicano, custodiados por camionetas artilladas de infantería; de manera extraoficial se indicó que éstos dos heridos habrían fallecido, aunque esto no fue confirmado por los mandos castrenses.

Persiguiendo a los agresores, los soldados se internaron en la sierra aledaña a Guachinango y corporaciones policiales federales, estatales y municipales, intensificaron la vigilancia en los alrededores, a la espera de cualquier vehículo sospechoso en las carreteras aledañas a la zona.

Hasta las 21:00 horas, elementos policiales del municipio custodiaban los caquillos y vehículos, esperando a los agentes federales que se harían cargo de tomar conocimiento de las muertes para recoger los cadáveres.

El tránsito hacia y desde la cabecera municipal fue bloqueado por los soldados para proteger a la población civil y preservar las evidencias.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado (FGE) aseguraró carecer de información ya que la investigación estaba a cargo del Ejército.