Embolsados fueron asesinados por la delincuencia organizada: Carrancá

Reveló el procurador de Justicia que se desmanteló una organización que fue puesta a disposición de las autoridades federales.
Victor Carrancá presentó elementos probatorios e implicados en el asesinato de Karla López Albert.
Victor Carrancá, procurador de Justicia. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Quienes asesinaron a los dos hombres que fueron encontrados muertos y embolsados en Xilotzingo y Cuautlancingo el 17 de marzo pasado estaban relacionados con la delincuencia organizada, fueron detenidos y enviados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), reveló el procurador de Justicia, Víctor Carrancá Bourget.

Al cuestionarlo sobre cuántos de los homicidios que se registraron en fechas recientes estaban relacionados con las bandas dedicadas al narcomenudeo Carrancá Bourget respondió:

"Ha habido algunos de ellos algunos resueltos, hemos dado a conocer la detención de principalmente de dos personas que habían aparecido embolsadas hace unos días, fue detenida toda la organización, esa organización se la llevo SEIDO en virtud de la importancia que tenía y estamos trabajando en los demás que se han presentado"

El 17 de marzo en la colonia Los Gavilanes fue localizado el cadáver el ex agente de la policía judicial identificado como Juan Ramírez Romero, su cuerpo fue encontrado dentro de bolsas para basura.

Ese mismo día se encontró el cuerpo de Luis Fernando Andrade Zorrilla, un ex guardia de seguridad de un bar quien apareció embolsado en Cuautlancingo.

Cabe señalar que el siete de abril pasado, la Procuraduría General de Justicia informó la detención de dos personas identificadas como Roberto Ortiz Huerta y Jorge Armando González Segura, por su participación en el crimen, aunque no se dieron detalles del caso.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia señalaron que las dos muertes estaban relacionadas con deudas de drogas.

Las fuentes consultadas afirman que Andrade Zorilla, quien fue vigilante en el bar Normandie, y el ex agente de la policía judicial, era adictos a las drogas y tuvieron relación con un grupo de narcomenudistas a quienes les quedaron a deber dinero.

Andrade Zoriilla fue secuestrado en la entrada del bar Undergorund, cuyo propietario también fue plagiado días antes, por sujetos que se lo llevaron en una camioneta, en esa zona fue encontrado el taxi del ex agente de la policía ministerial.