Elevada, cifra negra de plagios en Guerrero: procurador

Iñaki Blanco reconoció que las víctimas de secuestro prefieren no denunciar; en el caso de robo de vehículos hay servidores públicos involucrados, reveló.
En Durango, se registra una disminución del 90% en el delito de secuestro.
Secuestro (Archivo)

Acapulco

El procurador General de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, reconoció que es elevada la cifra de casos de secuestros en la entidad que no se denuncian, aunque dijo, han desarticulado 36 organizaciones criminales.

Reveló también que servidores públicos de los tres órdenes de gobierno y la procuraduría estatal implicados en el robo de vehículos, ya que han sido señalados en averiguaciones previas.

Al presentar un balance de la incidencia delictiva, Blanco Cabrera presumió que Guerrero ocupa uno de los tres primeros lugares a nivel nacional en la detención de personas vinculadas con plagios.

El procurador guerrerense dijo que en lo que va del año han sido detenidos a 225 personas como presuntos responsables del delito de secuestro, y otras 3 mil 364 por diferentes ilícitos.

Detalló que 120 víctimas han sido rescatadas con vida. Se consignaron 76 averiguaciones previas, de las cuales a la fecha se tiene 99 por ciento de efectividad en las consignaciones, al obtener los autos de formal prisión contra los probables responsables.

Presumió que el grupo táctico antisecuestro ha dado resultados, ya que se desarticularon 36 bandas de secuestradores.

Destacó que tan sólo en Acapulco se lograron rescatar a 37 víctimas. Se capturó a 63 probables responsables, y se desarticularon 12 bandas de secuestradores.

Mientras que en la zona centro del estado fueron rescatadas 33 víctimas. Capturaron a 47 probables responsables de la privación de la libertad, y se desarticularon ocho bandas dedicadas al secuestro.