Balean a dos afuera de bar en Monterrey

Lo que comenzó con una discusión dentro de un establecimiento, denominado El Reventón 2, pasó de las palabras a las balas, dejando como saldo a dos hombres lesionados.
El bar está al poniente de la ciudad
El bar está al poniente de la ciudad (Israel Santa Cruz)

Monterrey

Una riña al interior de un bar terminó con dos hermanos baleados fuera de éste, al extenderse la trifulca, ocurrida en calles de la colonia Mirasol, al poniente de Monterrey.

Los hechos se dieron durante la madrugada de este domingo en el bar El Reventón 2, ubicado en el cruce de las calles No Reelección y Maguey, en la citada colonia, cuando aparentemente en el interior del establecimiento varios hombres se hicieron de palabras.

Sin embargo antes de que pudieran subir el tono de las agresiones, a los golpes, ambos grupos fueron separados. Ante ello, una de las partidas de la riña salió del bar, pero decidió aguardar a que las personas con quienes habían peleado salieran del establecimiento.

Fue al salir del local que un automóvil, del cual no especificaron descripción, se acercó a los hermanos Juan Carlos Félix Herrera, de 30 años, y Sergio Félix Herrera, de 31, y de inmediato disparó en varias ocasiones, lesionándolos. Tras la agresión, los responsables huyeron del lugar.

Al sitio acudieron paramédicos de Cruz Verde, quienes trataron de estabilizar a los lesionados para luego trasladarlos al Hospital Oca, mientras efectivos de Fuerza Civil peinaron la zona en busca de los responsables.

Juan Carlos presentaba una herida en el tórax del lado izquierdo, con orificio de entrada y salida de la bala; mientras que su hermano Sergio, recibió la lesión en el lado derecho del abdomen.

Trascendió que un tercer lesionado, de nombre Iván y empleado de Sergio Félix Herrera, se había refugiado bajo una camioneta, por lo que familiares de los lesionados lo buscaron, en apoyo de los elementos estatales, para brindarle el auxilio, pero éste no fue encontrado.

Tras el ataque, el bar desalojó a los clientes para que los peritos de la Agencia Estatal de Investigaciones, pudieran realizar las indagatorias pertinentes sin que se estropeara la escena del crimen.