Pagan daños a vecinos afectados por balacera en Tepatitlán

La Fiscalía de Derechos Humanos dio los últimos reembolsos este miércoles por la tarde.

Tepatitlán

Vecinos de la colonia El Pipón, en Tepatitlán, que en octubre del año pasado resultaron afectados en sus bienes al desatarse un enfrentamiento armado en dicha zona, recibieron el pago de la parte de la Fiscalía General del Estado, para reparar los daños causados a sus propiedades, luego de un largo proceso y complicaciones burocráticas.

 

Fueron alrededor de 20 vecinos los que recibieron sus cheques este miércoles por la tarde en el inmueble de la Delegación Altos Sur de la Fiscalía General. Personal de la Fiscalía de Derechos Humanos llegó a la colonia mencionada para buscar a los moradores que recibirían sus pagos; luego de contactar a la mayoría de ellos, fueron llevados en una camioneta hasta el edificio de la otrora Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, aunque algunos prefirieron irse en sus propios vehículos.

 

A puerta cerrada, los afectados recibieron sus cheques de manos de la Fiscal de Derechos Humanos de Jalisco, Lizzeth Hernández Navarro y de esta manera quedaron pagadas las reparaciones a las viviendas afectadas en los primeros días de octubre de 2013, donde se desató un enfrentamiento armado entre presuntos integrantes del crimen organizado y policías estatales, percutiéndose cientos de municiones de distinto calibre y hasta granadas, que causaron daños en fincas aledañas a la esquina de la calle Pipón y Noche Buena, en Tepatitlán.

 

Proceso largo

 

Pese a que el gobierno estatal, luego de lo ocurrido en Tepatitlán aquella tarde y noche del 8 de octubre, se ofreció a pagar los daños a viviendas y vehículos de los vecinos, el proceso fue todo menos rápido y sencillo.

 

Los que decidieron esperar a que las autoridades repararan los destrozos, debieron aguardar al menos un mes para que gente del Gobierno de Jalisco llegara a evaluar los daños, hacer un presupuesto y luego venir otra vez a hacer las reparaciones requeridas.

 

Y a los que decidieron no esperar y hacer los trabajos por su cuenta, aún así se les ofreció cubrir los gastos y se les pidió como requisito, facturas de todos los materiales y trabajos contratados, recibiendo el reembolso apenas en enero.

 

Lo que más se dañó fueron tinacos, fachadas y ventanas y los trabajos consistieron en sustituir lo que estaba destruido y pintura.

 

Con los vehículos pasó algo similar, pues muchos decidieron mandar a arreglarlos por su cuenta y después debieron conseguir factura de los trabajos realizados para que se los pagara el Gobierno del Estado.

 

Otros esperaron a que las autoridades les designara un taller mecánico a donde llevar sus vehículos, cosa que se llevó varias semanas.

 

La cicatriz

 

A casi cuatro meses del enfrentamiento en El Pipón, todas las viviendas que fueron afectadas, ya se encuentran reparadas, a excepción de la casa contigua a la finca donde se refugiaban los maleantes, que no se le ha hecho ninguna reparación y sigue severamente dañada.

 

Lo que quedaba de la casa de los maleantes, fue derruido por el ayuntamiento de Tepatitlán y ahora es una zona verde con pasto y flores bien cuidadas.

Varios moradores ya se fueron de la colonia y algunas casas se encuentran relucientes pero vacías, luego de ser arregladas; en otras viviendas, los antiguos inquilinos se fueron y ahora viven otras familias.