Ratifican sentencia contra “El Monstruo de Iztapalapa”

Jorge Antonio Iniestra Salas fue condenado a 241 años de cárcel por violar a las hijas de su concubina, con las que procreó cinco hijos.

Ciudad de México

La Octava Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) ratificó la sentencia de 241 años de prisión contra Jorge Antonio Iniestra Salas, "El Monstruo de Iztapalapa", quien violó a las hijas de su concubina, con las que procreó cinco hijos.

Los magistrados subrayaron que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) aportó las pruebas suficientes que demuestran que Iniestra es responsable de los delitos de homicidio calificado, homicidio en razón de parentesco, secuestro agravado, corrupción de personas menores de edad, explotación laboral de menores de edad, y violencia familiar equiparada.

En tanto, sus familiares y cómplices Soledad Salas Torres, deberá pasar 20 años siete meses y 15 días en prisión; Juan Carlos Iniestra Salas y Claudia Iniestra Salas, 18 años y nueve meses de cárcel, cada uno, como responsables del delito de secuestro agravado.

De acuerdo con la PGJDF, Jorge Antonio sostuvo una relación sentimental con Clara Tapia con quien vivía en la conserjería de una escuela, localizada en la colonia San Lorenzo Xicoténcatl, en Iztapalapa, el cual ella habitaba con sus hijas e hijo, menores de edad.

Jorge Antonio obligó al varón a recolectar cartón, vender dulces y le exigía una cantidad de dinero al día y sedujo a las menores procreando con ellas cinco hijos.

Iniestra Salas se llevó a las menores y a los bebés a vivir al domicilio de la madre de éste en el perímetro de la delegación Iztapalapa; lugar donde los privaron de la libertad, en complicidad de sus familiares.

Jorge Antonio Iniestra Salas golpeó a una de las adolescentes privándola de la vida y asfixió en el pecho de la mujer a su bebé de tres meses de nacida, cuerpos sin vida que colocó en bolsas de plástico y abandonó en la autopista México-Puebla.