El Ejército despliega 12 operaciones "antinarco"

Un reporte obtenido por MILENIO explica que la presencia militar se da por solicitud de gobiernos locales que tienen policías débiles.

México

El Ejército mantiene desplegadas 12 operaciones estratégicas contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en la tercera parte del país, en apoyo a labores de seguridad de 11 gobiernos estatales que solicitaron la presencia militar porque continúan con cuerpos policiales e instituciones débiles para enfrentar la criminalidad, según se desprende de un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) obtenido por MILENIO.

Destacan las tareas de la Octava Zona Militar, con sede en Reynosa, Tamaulipas, que en la actual administración lidera el aseguramiento de armas de fuego (al menos 4 mil 916), la liberación de víctimas de secuestro (980 hasta diciembre de 2014) y el número de detenidos por su presunta participación en algún delito (más de 2 mil 807).

Elementos de la 22 Zona Militar, en Santa María Rayón, Estado de México, donde estaban adscritos los soldados involucrados en el caso Tlatlaya, continúan sus labores de combate a la delincuencia con las operaciones Dragón y Seguridad Mexiquense. 

Personal de las 27 y 35 Zonas Militares, que se localizan en El Ticui y Chilpancingo, Guerrero, a cuyos integrantes se les intentó involucrar en la desaparición de normalistas de Ayotzinapa, también mantienen la lucha contra el crimen mediante el programa  Guerrero Seguro.

Los gobiernos de Michoacán, Chihuahua, Durango, Coahuila, Sinaloa, Guerrero, Veracruz, Morelos, Estado de México, Nuevo León y Tamaulipas solicitaron el apoyo del Ejército en tareas de seguridad pública, por lo que mantienen acuerdos de cooperación, algunos de los cuales datan del sexenio pasado.

La Defensa Nacional destacó que su “actuación en la materia es solamente a solicitud expresa, fundada y motivada de las autoridades civiles encargadas de esta actividad y sin sustituirlas en sus funciones”.

Señaló que las acciones del instituto armado orientadas a reducir los índices de violencia en el país incluyen la seguridad a instalaciones estratégicas, tareas de erradicación e intercepción de drogas, de aplicación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como actividades de apoyo a la seguridad pública en las entidades que lo soliciten.

En Michoacán el Ejército mantiene presencia con base en las operaciones Michoacán (del 8 de diciembre de 2008 a la fecha, con participación de las 21 y 43 zonas militares), y Nuevo Michoacán (de mayo de 2013 a la fecha a través de la 43 zona militar).

La estrategia denominada Chihuahua (del 29 de marzo de 2008 a la fecha); operación Laguna en Durango (vigente desde el 5 de mayo de 2011); operativo Monclova en Coahuila (desde febrero de 2013).

Operación Culiacán-Navolato-Guamúchil en el estado de Sinaloa (desde el 13 de mayo de 2008); Guerrero Seguro que se aplica en Guerrero (del 6 de octubre de 2011 a la fecha); Veracruz Seguro (desde el 4 de octubre de 2011); Morelos Seguro (del 1 de abril de 2012 a la fecha).

Dragón y Seguridad Mexiquense en el Estado de México (desde el 18 de abril de 2013 y marzo de 2014, respectivamente a la fecha); se puso en marcha también la operación Triángulo de la Brecha entre el 12 de enero de 2011 y el 31 de marzo de 2013, así como la estrategia Valle Toluca del 12 de enero de 2011 al 24 de febrero de 2013; en Nuevo León y Tamaulipas, la Sedena mantiene el operativo Noreste desde el 27 de febrero de 2008 a la fecha.

De acuerdo con el reporte de la Sedena, en el periodo de diciembre de 2012 a diciembre de 2014, las 46 zonas militares que existen en el país reportaron la liberación de más de mil 220 personas secuestradas, más de 16 mil armas de fuego aseguradas (la mayoría fusiles de asalto), y más de 12 mil sospechosos detenidos.

Entre el 1 de diciembre de 2012 y el 13 de febrero de 2015 han fallecido 82 militares en la aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico.

CAE OTRO POR ASALTO A JOYERÍA

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó  la captura de José Manuel Ochoa Armenta, otro involucrado en el asalto a la joyería de Saks Fifth Avenue.

Con él ya son cinco los detenidos por el robo a dicha tienda en el Centro Comercial Santa Fe, ocurrido el pasado 23 de enero.

La dependencia explicó que Ochoa Armenta condujo una de las camionetas en las que los asaltantes llegaron al lugar y posteriormente abandonaron en el estacionamiento de la plaza.

Expuso que con base en labores de inteligencia por parte de la Policía de Investigación, se pudo ubicar a este sujeto en calles de la colonia Ajusco, perímetro de la delegación Coyoacán.

En sus declaraciones Ochoa Armenta refirió que le entregaron dinero en efectivo para comprar una camioneta tipo Voyager, la cual tenía que conducir el día de los hechos y reunirse con otros individuos en una parada de autobuses ubicada en las inmediaciones de la plaza. (Marco Campillo/México)