El Ejército cría en Chihuahua ganado de calidad superior

En el terreno, que cuenta con una extensión de más de 149 mil hectáreas, se encuentran más de 3 mil cabezas, entre bovinos, ovinos y equinos.
En el lugar se crían caballos Santa Gertrudis, una raza autóctona registrada ante la Organización de las Naciones Unidas.
En el lugar se crían caballos Santa Gertrudis, una raza autóctona registrada ante la Organización de las Naciones Unidas. (Héctor Téllez)

Chihuahua

En Chihuahua se localiza el único criadero militar de ganado de México con más de 3 mil cabezas, entre ganado bovino, ovino y equinos con alta calidad de carne y genética gracias al trabajo de los especialistas y de servicio que laboran en la zona conocida como Santa Gertrudis.

El espacio de crianza animal forma parte del Campo Militar 42 A Francisco Villa, en el municipio de Saucillo, que tiene una extensión de 149 mil 590 hectáreas, casi la misma del Distrito Federal y su zona conurbada o la mitad de Tlaxcala.

La Secretaría de la Defensa Nacional ha implantado cinco programas básicos para que las actividades de ganadería cumplan con una función social, de conservación de los animales y del medio ambiente.

El mayor médico veterinario Jesús Martín Andrade es el encargado del programa de ganadería alternativa, donde además de equilibrar la alimentación de las especies a su cargo, las deja al libre pastoreo para que su crecimiento y reproducción sean naturales.

“De ganado ovino hay 569 cabezas, de ciervo rojo 349 y de bisonte americano 40. La mayoría de los animales se encuentra en libre pastoreo, pero también tenemos potreros cercados o en corrales para un mejor control”, aseguró en entrevista con MILENIO.

Los bovinos son vacas y toros, entre los que destacan los charolais y angus, de carne cotizada.

Los animales pueden ser adquiridos por la población civil en general a precios regulares, “ya que la Sedena tiene un apoyo para las comunidades de campesinos de bajos recursos, y también hay donaciones de caballos de la raza Santa Gertrudis, ganado híbrido, mulas y burros”, informó el general brigadier Ricardo Trevilla Trejo.

Además, se alimentan con las cosechas de las 410 hectáreas agrícolas del criadero Santa Gertrudis, lo que convierte al lugar en un espacio autosustentable.

De acuerdo con el general, al año se venden alrededor de mil cabezas de ganado, aunque “en este momento hay un proyecto de la Sagarpa para mejorar la calidad genética e incrementar la cantidad”.

Durante un recorrido por las instalaciones de este campo militar y el criadero con que cuenta, uno de los médicos veterinarios que ahí residen comentó que las dos técnicas asistidas de reproducción que utilizan son la inseminación artificial y la transferencia de embriones de potrillos, aunque aclaró que los sementales siguen siendo una práctica que ahí llevan a cabo.

De acuerdo con el mayor médico veterinario Alberto García, “95 por ciento de nuestras gestaciones es con la utilización del semen congelado. La finalidad es producir potros de alto rendimiento para abastecer a los campos ecuestres del Valle de México”, mientras que respecto a la transferencia embrionaria dijo que “una yegua en vez de estar gestando un producto durante 11 meses, nos permite recuperar el embrión y que la gestación la lleve una yegua receptora”.

Este último procedimiento sirve para que en un solo año la misma yegua donadora pueda tener hasta cinco crías gestadas en las receptoras, sin afectar su actividad deportiva de entrenamiento en los centros ecuestres. En lo que va del año, según García, se han transferido alrededor de 15 embriones.

Santa Gertrudis es una raza autóctona de caballo registrada ante la Organización de las Naciones Unidas que se desarrolló tras varias generaciones de mezclas entre equinos, siendo esta última el tipo de animal con sangre pura que ahora distingue al criadero.

En la actualidad el número de caballos con los que cuentan asciende a 2 mil 400, algunos como los autóctonos se mantienen en manadas salvajes, mientras que otros se mantienen en caballerizas y son entrenados para después ser enviados al Distrito Federal, donde en muchas ocasiones compiten y hacen demostraciones.

En total, 480 efectivos desarrollan diversas actividades ganaderas y agrícolas en el criadero. Todos están distribuidos para garantizar la seguridad en el lugar, empezando diariamente a las 7:30 horas tras un pase de lista que realiza el general brigadier, Trevilla.

Por último, Trevilla señaló que “aquí se permite que vengan estudiantes de diversas universidades del interior de la República para hacer sus estadías, se les da alojamiento, y alimentación, lo que demuestra que la función social del Ejército mexicano es primordial en sus actividades diarias”.

MARINA TRASLADARÁ ANIMALES

En un hecho atípico, la Secretaría de Marina-Armada de México  apoyará a la Profepa para trasladar el próximo miércoles, vía aérea, a 11 felinos y un coyote a un santuario para animales de vida silvestre en condición de maltrato y abandono que se localiza en Denver, Colorado, Estados Unidos.

Las autoridades federales denominaron esta acción “Viaje a la libertad”. Se trata de ocho leones africanos (dos machos y seis hembras), un puma y dos linces decomisados a circos o particulares.

Asimismo, se entregará en territorio estadunidense al coyote Cancán, que era utilizado para actos de brujería y esoterismo.

La Marina subrayó que la coordinación con las autoridades de protección al ambiente es histórica, pues nunca antes se había realizado un traslado de este tipo.

The Wild Animal Sanctuary en Denver, indicó la Marina, está catalogado como el mayor santuario del mundo en atención de grandes carnívoros.

Con información de: Rubén Mosso/México