Ecatepec se suma al “Canje de armas”

El año pasado se canjearon 294 armas cortas y 74 largas, 28 granadas, 41 cargadores y mil 155 cartuchos de distintos calibres.
Refuerzan autoridades la prevención del delito.
Refuerzan autoridades la prevención del delito. (Especial)

Toluca

Del 14 al 19 de los habitantes de Ecatepec podrán entregar cualquier tipo de arma o artefacto de fuego a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) como parte del programa de "Canje de Armas 2014".

El centro de recepción está ubicado en la explanada municipal y el objetivo es coordinar las acciones entre las instancias federales, estatales y municipales refuerzan la prevención del delito y fomentan la cultura de la legalidad, el alcalde de Ecatepec Pablo Bedolla López.

Las armas generan un peligro en el hogar "ocasionando accidentes en los que lamentablemente alguien puede resultar herido o a veces llega a fallecer", agregó, tras informar que quien acuda a entregar alguna, no será investigado y a cambio recibirá electrodomésticos, artículos de cómputo o dinero en efectivo.

En su intervención, representante de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Édgar Granados indicó que el programa de canje de armas se desarrolla en 36 municipios mexiquenses que tienen un alto índice de población.

"Cada arma que se destruye es un riesgo menos en las calles y puede ser un accidente menos en un domicilio", aseveró el servidor público, quien también se sumó a la invitación del presidente municipal de Ecatepec para que aquella persona que tenga alguna, la entregue.

En Ecatepec el año pasado se canjearon 294 armas cortas y 74 largas, 28 granadas, 41 cargadores y mil 155 cartuchos de distintos calibres. Se entregó un total de 606 mil 750 pesos, además de 41 mini laptops, 1 laptop y 21 tablets.

Con base a datos del gobierno estatal, en más de 70 por ciento de homicidios dolosos que se cometen en esta entidad se utiliza un arma de fuego de diferentes calibres. Tener una en el hogar duplica la posibilidad de ser víctima de un homicidio, aumenta 16 veces el riesgo de cometer un suicidio y es 43 veces más probable que pierda la vida algún familiar conocido, que un extraño en defensa propia.