Va EU tras Caro Quintero y ‘Don Neto’

EU reiteró su preocupación por la excarcelación de Caro Quintero y el amparo tramitado por la defensa de 'Don Neto', quien también podría quedar libre.
El capo Caro Quintero escoltado por policías
El capo Caro Quintero escoltado por policías (Milenio/Archivo)

Washington

Estados Unidos reiteró su preocupación tras la liberación del capo Rafael Caro Quintero, así como por la también posible excarcelación de Ernesto Rafael Fonseca Carrillo, alias ‘Don Neto’.

La portavoz del Consejo Seguridad Nacional presidencial, Caitlin Hayden, insistió en un comunicado en que Washington "sigue comprometido en que Caro Quintero y otros involucrados en el crimen (de Enrique Camarena) enfrenten a la justicia en EU".

Por ello advirtió de que las autoridades estadunidenses trabajan con las de México para que los acusados por el secuestro, tortura y asesinato de Camarena sean enviados ante la justicia estadunidense.

Hayden reaccionó además a la noticia del amparo tramitado por la defensa de ‘Don Neto’, quien también recibió una condena de 40 años por el asesinato de Enrique Camarena, ex agente de la DEA, y dijo que la justicia de EU tiene temor de que también pueda ser liberado.

El capo Rafael Caro Quintero salió de prisión el viernes después que un tribunal federal anuló su sentencia a 40 años de prisión por el secuestro, tortura y asesinato del agente Enrique ‘Kiki’ Camarena.

Un panel de tres jueces en el estado de Jalisco ordenó su liberación inmediata por razones de procedimiento después de 28 años tras las rejas, diciendo que debió ser procesado pro el fuero común en vez del federal.

Tras la excarcelación, José Luis Guízar, abogado de Fonseca Carrillo, ‘Don Neto’, anunció que su equipo presentó una apelación sobre la misma base de procedimientos usada por Caro Quintero y previó que otro tribunal de Jalisco lo libere en los próximos 15 días.

Camarena, agente del Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA), y el piloto mexicano Alfredo Zavala fueron secuestrados y asesinados en febrero de 1985.

Fuentes judiciales explicaron que Camarena "no estaba acreditado como agente diplomático ni consular" y, por tanto, debió ser considerado en el proceso como un ciudadano común.