Ducto de Pemex en Tlajomulco que presentó fuga está en propiedad privada

El ejido prepara una demanda contra Petróleos Mexicanos por daños si no hay acuerdo mutuo.
Punto donde fue la fuga de gasolina en Chula Vista
Punto donde fue la fuga de gasolina en Chula Vista (Jorge Martínez)

Tlajomulco de Zúñiga

El ducto de Pemex que fue objeto de una extracción clandestina de Gasolina en Tlajomulco se encuentra en propiedad privada, pues la empresa paraestatal nunca llevó a cabo la expropiación del terreno.

Hace 19 años, la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) invadió el ejido de “Cuescomatitlán”,   en el municipio de Tlajomulco para la creación de un ducto que formaría parte de la conducción Salamanca – Guadalajara, así lo señalan ejidatarios de la zona, quienes recuerdan el conflicto que se generó en torno a esta obra.

El comisariado ejidal en ese entonces era  Raúl de Santiago, que junto con sus compañeros de campo se opuso a las acciones de Pemex y contuvieron las obras hasta lograr un acuerdo con la empresa, así lo narra el actual presidente del ejido, José Vázquez Zamora.

“Ellos (Pemex) entraron así sin avisar y empezaron a abrir, fue cuando el ejido se opuso y hasta se pudo parar sus obras”, señaló, posteriormente los propietarios de los predios no tuvieron mucho margen de maniobra para negociar con Petróleos Mexicanos, pues la opción era dejarlos pasar o que la empresa expropiara, pues así lo advirtieron los representantes de Pemex ante el ejido.

Fue así como Pemex y el Ejido de “Cuescomatitlán” llegaron a un acuerdo, “hay un convenio con ellos”, mediante el cual el Ejido permitió a la paraestatal llevar a cabo la obra del ducto dentro de sus tierras.

Cabe hacer mención que el Ejido tiene pleno conocimiento de la ruta que sigue el ducto de Pemex por debajo de las tierras que utilizan en su mayor parte para sembrar, sin embargo el comisariado señala que ninguno de los integrantes del Ejido sabía de la toma clandestina, pues aunque cuidan sus siembra, la presencia de los campesinos no es permanente durante el día y mucho menos por la noche.

Preparan demanda contra Pemex

Cuando ocurrió la fuga de combustible el comisariado ejidal permaneció atento a la situación, incluso intentó acercarse a la zona de riesgo pero un elemento de protección civil del estado se lo impidió, “no me dejó pasar, le dije que era el comisariado del ejido, pero no me dejó”, mencionó.

Tras la negativa de acceso, José Vázquez pensó en solicitar los servicios de un notario, pretensión que hizo extensiva al elemento que le impidió el paso, pues su interés era registrar lo que ocurría para dar conocimiento al ejido y determinar las acciones que emprenderían.

Para el jueves 31 de octubre el comisariado fue contactado por personal de Pemex quienes solicitaron una reunión pactada para el día viernes, en esta, ambas partes darían su postura sobre lo acontecido y llegarían a un acuerdo en cuanto a la intervención de la paraestatal para resarcir el daño que sufrió el ejido, sin embargo la reunión nunca se realizó y el ejido no ha vuelto a tener comunicación con personal de Petróleos Mexicanos.

Los daños que registra el ejido abarcan una extensión de dos y media hectáreas y se verían afectados la siembra de maíz y el subsuelo, “nos dijeron (los de Pemex) que iban a quitar toda la tierra contaminada y que pondrían tierra virgen, pero no hemos tenido comunicación desde la primera vez que hablamos”.

Por el momento el ejido brinda unos días de gracia a Pemex en espera de que restablezcan comunicación, mientras tanto prepara una demanda exigiendo la reparación del daño y otra por invasión a la propiedad privada, esta ultima hacia quienes resulten responsables, pues hizo hincapié en que quienes hayan  profanado el ducto de hidrocarburos, lo hizo en propiedad privada.