Divide a la Corte juicio a un presunto abusador

El sujeto chantajeaba a la víctima con revelar fotos de desnudos.
La ministra cuestionó el proyecto del ponente.
La ministra cuestionó el proyecto del ponente. (Claudia Guadarrama)

México

El caso de un presunto corruptor de menores, actualmente preso en Aguascalientes, tiene dividida a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); de hecho, enfrentó ya a tres de los 11 ministros por el "dramatismo" que significa dejarlo en libertad.

Los integrantes de la Corte no han encontrado hasta ahora la forma resolver el caso. Se trata de un hombre que en mayo de 2012 contactó por Facebook a una menor de edad, quien quería ser artista; el detenido aprovechó esa situación para abusar de ella.

El sospechoso fue sometido a un arraigo de mes; sin embargo, la semana pasada la Corte declaró que ningún Congreso estatal ni la Asamblea Legislativa del DF tienen facultades para legislar en materia de arraigo cuando se trata de delitos graves, como el que analizan actualmente.

Los ministros buscan sentar un precedente en casos de personas arraigadas de forma ilegal, además de definir si la mayoría de las pruebas que se obtuvieron en ese lapso son válidez.

La ministra Margarita Luna Ramos alertó sobre el peligro de dejar libres a secuestradores, extorsionadores y narcotraficantes en diferentes regiones del país.

No obstante, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea reviró a la ministra y precisó que nadie aseguró que todas las pruebas que se obtienen durante el arraigo sean nulas o ilícitas.

"Lo que sostuvimos (...) es que son ilícitas aquellas pruebas que tienen relación directa e inmediata con el arraigo; es decir, no aquellas que se obtienen durante el tiempo del arraigo, sino aquellas que se obtienen por el arraigo.

Eso quiere decir "que gran parte de las probanzas que ha referido la señora ministra serían válidas y, por supuesto, ninguna hipótesis llegaría a los extremos dramáticos que se han expresado", subrayó Zaldívar.

José Ramón Cossío Díaz, ministro ponente del caso y quien propuso otorgar el amparo al arraigado, manifestó su preocupación por las expresiones de la ministra Luna Ramos.

"Me preocupan mucho, lo digo con el mayor respeto, estas participaciones un poco efectistas (...) Nadie sostuvo eso (liberar a los delincuentes); creo que lo expresa muy bien el ministro Zaldívar Lelo de Larrea, simplemente para que, como se dice, la opinión pública no entienda lo que aquí ni se discute ni se vota", puntualizó Cossío.

ANTECEDENTES

La ministra Margarita Luna relató que en mayo de 2012 la menor escribió en Facebook que quería ser artista.

"La pescó una persona de pocos escrúpulos, quien inmediatamente la obligó a hacer una serie de actos en materia sexual, a tomarle fotografías en situaciones inconvenientes; cuando ella se asustó y quiso retractarse de esa situación, la empezó a extorsionar y a decirle que si no hacía lo que pedía, entonces publicaría todas las fotos."

La afectada platicó la situación con su novio, quien la convenció de denunciar y así inició la averiguación previa. El agresor fue denunciado, identificado y detenido; el 12 de mayo del año pasado rindió declaración ministerial.

Para fundamentar su acusación, un día después las autoridades ministeriales de Aguascalientes arraigaron a este sujeto para obtener más pruebas.

Para ello practicaron diversos peritajes al equipo de cómputo para rastrear el comportamiento de esta persona en las redes sociales, además e revisar sus llamadas telefónicas y otras pruebas en su contra.

Indagan asesinato

La policía de Sonora informó que investiga el homicidio de un hombre, quien recientemente fue repatriado tras estar preso en Estados Unidos por narcotráfico.

La corporación señaló que recibieron el reporte en el sentido de que en el kilómetro 178+150 de la carretera federal México-Nogales, tramo Navojoa-Ciudad Obregón, se encontraba abandonado un cuerpo.

Al llegar al lugar, elementos estatales encontraron el cadáver de un sujeto llamado Alfonso Alejandro Portillo Peña, de 32 años, mismo que presentaba dos heridas de arma de fuego.