Padres de alumnos muertos piden destitución de director

Los familiares de los difuntos jóvenes, aseguran que Jorge Oyarvide dejó solos a los estudiantes en un restaurante en Rioverde, mientras ellos no llevaban ni para comprar de comer.
Los padres de familia piden justicia tras el fatal accidente.
Los padres de familia piden justicia tras el fatal accidente. (Imelda Torres)

Tancanhuitz

Familiares y compañeros de los estudiantes del Colegio de Bachilleres número 14 de Tancanhuitz fallecidos en el accidente el pasado martes 19 de mayo en la supercarretera Rayón – Ciudad Valles, siguen clamando justicia y piden la destitución del director del plantel y los dos profesores que los llevaron a ese viaje a la capital potosina pues aseguran que los dejaron solos.

Este lunes desde temprano, los papás llegaron a la institución, reuniéndose con funcionarios educativos y del gobierno estatal, a quienes les hicieron diversos reclamos.

El dolor persiste como si el percance hubiera sido hace unas horas. Jamás creyeron que sus brillantes hijos regresarían con un premio por haber obtenido un primer lugar, pero ya sin vida. Directivos del subsistema Colegio de Bachilleres pretenden hacerles un homenaje en el plantel, pero ellos aseguran que ya para qué, si ya están muertos.

"Lo que hubieran hecho es cuidarlos; se debieron haber ido en un autobús y no en una camioneta. ¡Los dejaron solos y ahora quieren hacerles un homenaje!, ya para qué si ya están muertos", exclamaban entre llanto y frustración, mencionando que el director, Jorge Oyarvide Yáñez se adelantó y venía a casi una hora de distancia de ellos, mientras que los dos docentes que iban coordinando el viaje, Erika Margarita Domínguez Mendoza y Óscar González García, se quedaron en Rioverde en un restaurante, mientras que la mayoría de los muchachos no llevaba dinero ni para comer.

"Si nos hubieran avisado luego pudimos haber alcanzado vivo a nuestro hijo", señalaron los padres de Cecilio Alejandro Mendoza Baltazar, el joven que sobrevivió y murió tres horas después en el hospital de Rioverde.

También enardecidos y llorando, alumnos se aglomeraron afuera del salón donde se realizaba el encuentro, y luego teniéndolo enfrente, le pidieron su renuncia al director y pedían la presencia de los dos maestros. "Que les quiten su cédula profesional porque no queremos que solo los cambien de escuela. Son unos irresponsables, sin ética, a nuestros compañeros los obligaron a estudiar por varios días y encerrados en la escuela, les exigían mucho, un día antes del concurso a la una de la mañana estaban practicando su exposición, a esa hora los seguían explotando", reclamaron.

Piden hacer una misa en el lugar de los hechos y que las casetas no cobren a quienes asistan, además exigen un alto a la circulación de camiones con doble remolque. Se quejaron de que hubo rapiña el día del percance pues les regresaron bolsas y carteras vacías de sus hijos.

Por parte del gobierno está el trámite para que la empresa propietaria del tráiler los indemnice.