Dictan sentencia para los dos asesinos de Jéssica Lucero

Uno deberá pasar 55 años en prisión, mientras que el otro fue puesto en libertad por falta de elementos.

Ecatepec

Los dos asesinos confesos de la adolescente Jéssica Lucero de 14 años, recibieron sentencia: uno deberá pasar 55 años en prisión y el otro fue puesto en libertad en los juzgados del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chiconautla "Sergio García Ramírez".

En julio de 2012, en la zona de Los Bordos, Ecatepec, un sujeto de nombre Carlos García Sanjuan, alias "El Kiko" violó a Jéssica y la pequeña lo denunció, pero de acuerdo con los padres de la víctima, un agente del Ministerio Público pidió 2 mil pesos para agilizar los trámites.

Posteriormente, los familiares de "El Kiko" pidieron a los padres de Jéssica, llegar a un acuerdo para detener la denuncia, pero estos se niegan ante la gravedad del delito contra la niña y reciben amenazas.

De acuerdo con la versión de los responsables, la noche del viernes 13 de julio, Jéssica Lucero salió de su casa para encontrarse con Giovanni Loredo Soto y Jorge Garfias Garfias, quienes la habían citado en un predio ubicado en avenida México y las Torres, en la Colonia Xochitenco, en Ecatepec. Ahí la violaron y la golpearon hasta dejarla inconsciente. Inicialmente, intentaron darse a la fuga pero ante el temor de que la víctima los denunciara, regresaron y decidieron privarla de la vida al dejarle caer una piedra en la cabeza.

El cuerpo fue encontrado la mañana del sábado 14 de julio.

Elementos de la PGJEM detuvieron a los entonces presuntos responsables de la violación y asesinato, quienes reconocieron haber privado de la vida.

La juez Juana Dávila dictó sentencia de 55 años de prisión con los beneficios que le otorga la ley a Giovani Loredo Soto, alias "El Salitres", y a Jorge Garfias, alias "El Maseca" le decretó libertad inmediata por falta de elementos.

Cruz Moreno, madre de Jessica Lucero, dijo estar inconforme porque sí existen elementos de la responsabilidad de "El Maseca", pues hay un video en el que confiesa su participación, con lo que apelará la sentencia y espera que se haga justicia ante este crimen que se cometió hace 18 meses.