Dictan sentencia de 40 años a un parricida

El hombre asesinó a puñaladas a sus dos hijas en el 2008 e intentó quitarse la vida pero sobrevivió y fue ingresado al penal de Puente Grande Jalisco y tras nueve años, se le dictó sentencia

Guadalajara

Tuvieron que pasar nueve años para que un hombre que asesinó a puñaladas a sus dos hijas fuera sentenciado a 40 años de prisión.

El criminal se llama Luis Gerardo Aguilera Gutiérrez, y fue encontrado penalmente responsable del delito de parricidio en agravio de sus hijas Renata Paola y Gloria Ximena, ambas de apellido Aguilera Hernández. 

Los hechos ocurrieron el domingo 13 de junio del 2008, en el departamento marcado con el número 203, del edificio 3141, en la colonia Conjunto Habitacional Laureles, en el municipio de Zapopan.

En su declaración preparatoria, Luis Gerardo Aguilera dijo que decidió asesinar a sus hijas porque su ex esposa mantenía una relación sentimental con otra persona.

Comentó que tras mandarle un mensaje de texto al teléfono celular de la mamá de sus hijas diciéndole que no intervendría más en su nueva relación, apuñaló a las pequeñas en repetidas ocasiones hasta privadas de la vida, después, arrepentido por su acto intentó matarse, primero encajándose en el tórax un cuchillo, finalmente se dio un balazo en el estomago pero logró sobrevivir.

Fue hasta el domingo 15 de junio cuando policías de Zapopan ingresaron al domicilio luego de que el parricida pidiera la intervención de las autoridades a través del Centro Integral de Comunicaciones 066 emergencias. El criminal permaneció durante varios días en la sala de recuperación para personas detenidas hasta que finalmente se restableció y fue ingresado al penal de Puente Grande Jalisco.

El Juez Sexto de lo Penal dictó sentencia de 40 años en contra de Luis Gerardo Aguilera, por el delito de parricidio.

MC